SECTOR PRIVADO PROPONDRÁ AL CONGRESO MÁS AJUSTES FISCALES

El bloque empresarial planteará a legisladores cambios en el RIF y el IEPS, así como otros temas que no se incluyeron en el Paquete Económico del próximo año

 

Ivette Saldaña

 

La lista de peticiones empresariales que el gobierno federal no incluyó en el Paquete Presupuestal 2016 se retomarán en el proceso de análisis y discusión que se llevarán en el Congreso de la Unión.

Particularmente, el sector privado tiene interés de empujar temas como el Régimen de Incorporación Fiscal, que no sólo se limite a las personas físicas, sino también se extiendan los beneficios a las personas morales.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) cobijó las propuestas de los diversos organismos del sector privado y plantean que se reduzca el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a alimentos y bebidas que disminuyan su contenido calórico, ya que consideran que son industrias estratégicas a las que se les debe apoyar.

También buscan impulsar la disminución del impuesto sobre la renta, de una tasa de 35% a 32%, extender el alcance de las deducciones, entre otros planteamientos.

Como parte del cabildeo que realiza el sector privado agrupado en el CCE, se iniciaron reuniones con los diversos partidos representados en el Congreso, empezando por el PRI, encuentro que se dio el viernes pasado, para presentar 11 propuestas que deberán considerarse para empujar el crecimiento, además de otros planteamientos para hacer ajustes fiscales.

El objetivo es presentar diversas propuestas que generen mayor crecimiento en el país, fortalezcan el mercado interno y atraer más inversiones, explicó el presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani.

Dijo que el RIF otorga ventajas a los emprendedores o personas físicas que también deben otorgarse a empresas, ya que ello promoverá la formalización de ambulantes y ampliará la base de contribuyentes.

Otro planteamiento es analizar la deducibilidad de las inversiones de activo fijo, a fin de que se amplíe el margen, pues la propuesta del gobierno federal incluida en el Paquete Presupuestal, limita la deducción a pequeñas y medianas empresas que tengan ventas de hasta 50 millones de pesos.

El pasado viernes los presidente de los diversos organismos que integran el CCE, liderados por Gutiérrez Candiani, presentaron al presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y a los coordinadores priístas de la Cámara de Diputados, César Camacho y del Senado, Emilio Gamboa, los anteriores planteamientos, además de revisar diversos estímulos que pueden darse para “los sectores estratégicos” como el de la minería, refrescos y automotriz, porque ahí se “necesita redireccionar la política y tener incentivos”.

Por ejemplo, el IEPS que se cobra a los alimentos con alto contenido calórico y a los refrescos debe reducirse en la medida en que las empresas bajen las calorías del producto; además de que debiera de permitirse la deducibilidad de automóviles de hasta 200 mil pesos en lugar de toparlo a 130 mil pesos, según lo propuso la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Por su parte, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Juan Pablo Castañón, aseguró que la propuesta de bajar el ISR que hizo la Concamin, la hicieron suya todos los integrantes de los organismos de la cúpula empresarial.

 

 

Fuente: El Universal en línea, Finanzas, 14-09-2015

free pokies