Prevé el BM recompensas para México por reformas

WASHINGTON, DC. (Notimex).- México será recompensado con una mayor inversión privada gracias a las reformas estructurales implementadas, pero la población y los líderes políticos deberán ser pacientes en la espera de estos frutos, consideró el Banco Mundial (BM). «Las reformas estructurales que México está haciendo no sólo eran necesarias y urgentes, sino que también creo que van a empezar a rendir fruto», dijo Augusto de la Torre, economista en jefe del BM para América Latina.

No obstante, durante la presentación del reporte «Inequidad en un menor crecimiento en América Latina» en anticipación de la reunión anual del BM, de la Torre advirtió que la desaceleración económica en la región puede poner en riesgo los avances sociales de la última década, la cual se recuperará pero sus tasas no llegarán al nivel de ese periodo. «Latinoamérica enfrenta una desaceleración que no es un colapso, pero puede poner en riesgo los avances sociales de la última década, y esto requiere de una prudencia en las políticas de corto plazo», dijo.

De la Torre llamó la atención sobre el hecho de que los impactos de toda reforma «se sienten en el tiempo y después de varios años».

«El tema es la impaciencia. La población quiere resultados hoy y los políticos también, y los latinos somos muy impacientes», indicó el funcionario al ser cuestionado sobre los efectos que tendrán estas reformas en el marco de un menor crecimiento.

De la Torre consideró que parte del debate político en torno a este tema radica en acostumbrarse a conversar como los asiáticos, «que tienen horizontes largos».

«El nivel de la inversión privada le va a recompensar a México por las reformas que está tomando ahora, pero no de manera inmediata», precisó, en alusión a la reforma energética.

De la Torre puso de relieve el hecho de que gracias a estas reformas, así como al hecho de haberse desendeudado, México está ahora en mejor posición para responder a los retos que presenta la desaceleración y efectos como un alza en las tasas de interés en Estados Unidos.

«En los años noventa los países de la región tenían deudas que equivalían al 80, al 90 o al 100 por ciento del Producto Interno Bruto. 40 (por ciento) es una deuda moderada que le da a México un espacio para endeudarse en caso de que sea necesario, de manera prudente», advirtió.

Notó de igual forma, que México cuenta con «bastante capacidad de políticas monetarias contracíclicas», una capacidad que sólo se puede encontrar en un puñado de países en Latinoamérica y el Caribe.

 

 

Fuente: El Sol de México en línea, Finanzas, 08-10-2014

free pokies