No se puede cantar victoria contra el dólar aún: Castañón

Pese a que hay un panorama de estabilidad, no depende de nosotros, dice titular del CCE

Ivette Saldaña

A pesar de que continúa la volatilidad económica y la desaceleración del Producto Interno Bruto global (PIB), hay mayor estabilidad en el tipo de cambio peso-dólar, situación que tranquiliza aunque no se puede “cantar victoria”, comentó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el líder empresarial explicó que las medidas de política monetaria y fiscal que instrumentaron el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) generaron efectos que benefician a la moneda mexicana y a indicadores macroeconómicos.

“Empezamos a tener una plataforma para esperar más o menos estabilidad en las variables, de forma que se puede planear y trabajar el resto del año. Sin embargo, no podemos cantar victoria pues es algo exógeno, no depende de nosotros”, agregó el presidente del CCE.

Dijo que en los últimos días se ha visto que el escenario económico para México mejora, aunque la estimación de crecimiento del PIB es de 2.5% para este año, que si bien es un ritmo de expansión mayor al promedio global, “no es satisfactorio” porque el país requiere tasas de 5%.

El presidente del CCE aseguró que una prioridad en la administración es cuidar el ejercicio del gasto público y evitar el sobreendeudamiento.

Dados los menores ingresos que se van a obtener por la renta del petróleo, el gobierno ajustó el presupuesto de egresos programado para este año. El 17 de febrero anunció un recorte de 132 mil 300 millones de pesos.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, que es la expresión más amplia de la deuda, alcanzó un nivel de 45.7% como proporción del PIB al cierre de 2015.

 Aprovechar contextos. El representante del CCE explicó que lo que se debe hacer es trabajar para que los pequeños negocios mexicanos sean proveedores de las grandes firmas y aprovechen el tipo de cambio peso-dólar.

“México debe aprovechar esta oportunidad del tipo de cambio para fortalecer exportaciones y eso significa que además de los esfuerzos por capacitar a las pequeñas y medianas empresas hay que incorporarlas a las cadenas de exportación”, precisó el líder empresarial.

Exhortó a promover la “salud” de las variables macroeconómicas entre inversionistas para que más capitales internacionales y locales apuesten por México.

La economía interna del país registra un crecimiento positivo, además de que las remesas aumentan el consumo, sobre todo por el tipo de cambio que eleva el poder adquisitivo.

 Focos externos. Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, reconoció que entre los factores externos que preocupan al país es el comportamiento de la actividad productiva de China y el bajo dinamismo económico de los países europeos.

El Fondo Monetario Internacional prevé que el PIB chino se expanda entre 6.3% y 6% en 2016 y 2017, respectivamente, lejos de las tasas de más de 10% que alcanzó en años pasados.

En el caso de Europa, anticipa un crecimiento de 1.7% para la zona del euro para este año como para 2017.

 Compromiso. Juan Pablo Castañón dijo que para fortalecer la producción del país se requiere impulsar dos políticas: la pública y la empresarial.

Aseguró que en la primera se deben de simplificar los controles laborales, así como reducir inspecciones de seguridad social y ambiental.

“No eliminarlas, simplificarlas”. También consideró clave disminuir la regulación.

Por parte del empresariado, expuso que debe adoptar una nueva cultura en la que entre una dinámica de mayor captación a sus empleados, trabajar en nuevos proyectos de inversión, desarrollar más innovación, lo que lleva a mejorar salarios.

Dijo que entre la banca de desarrollo y la comercial se deben flexibilizar los esquemas de financiamiento para que las empresas obtengan préstamos para innovación que las hagan más competitivas.

>Ver nota

free pokies