México, vulnerable ante economía global; blindaje insuficiente: CCE

Juan García Heredia

Espera el Consejo cerrar el año con un alza del PIB de solo dos por ciento

México tiene una posición de gran vulnerabilidad ante un eventual empeoramiento en la economía global, e incluso su blindaje macroeconómico es insuficiente.

Además, el déficit de la cuenta corriente se acerca al tres por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y la economía se está desacelerando, al grado de que “esperamos acabar el año con un incremento del PIB en torno al dos por ciento”.

Lo anterior es según informes del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón Castañón, quien propuso que el Paquete Económico para 2017 tiene que enviar señales claras de responsabilidad y de confianza.

“La economía se desacelera. La segunda mitad del año luce complicada, con crecimiento a la baja, además de desafíos y riesgos de gran calado. En estas condiciones esperamos acabar el año con un incremento del PIB en torno al 2 por ciento, pero preocupa -y hay que evitar- que la tendencia de debilidad se extienda para el 2017”.

Recalcó que el paquete económico para 2017 tiene que enviar señales claras de responsabilidad y de confianza y sinergia también con los agentes económicos. “Por el lado del gasto, es fundamental reducirlo más, y por supuesto hacerlo efectivamente: en el presupuesto y en los hechos, en el ejercicio. Hay que corregir de forma más contundente el déficit primario, de hecho tiene que haber un superávit primario, de una manera decidida y clara. En el caso del déficit público, se ha anunciado un esfuerzo importante de recortarlo a un 3 por ciento en el 2017. Consideramos que no es suficiente”.

Debemos bajar el gasto en niveles de hasta 300 mil millones de pesos para 2017, pero con ahorros y reducciones en áreas no fundamentales, a fin de liberar recursos para la inversión, gasto social eficiente y la amortización de la deuda, para no tener que pedir prestado para pagar los intereses de nuestra propia deuda, puntualizó.

Dijo que el panorama internacional es complicado y no favorable para México. Pues aunque los mercados financieros se han mantenido en relativa calma después de la sacudida inicial del Brexit, pocos analistas apuestan a que se haya agotado del todo su efecto. La incertidumbre persiste, y no pueden descartarse nuevos episodios de alta volatilidad, máxime con una economía global que sigue débil.

“Hay varios frentes abiertos que pueden generar nerviosismo e inestabilidad: desde las campañas presidenciales en Estados Unidos, hasta la situación de la economía china, cuyo desempeño es clave para la demanda mundial y los precios de los commodities, incluyendo los del petróleo, que son críticos también para nosotros”, acentuó.

“Hoy –aseveró el líder-, tenemos el más alto déficit público en casi 30 años, lo cual incide en que mantengamos un nivel de endeudamiento público que no es sano. Con más deuda y menores ingresos públicos y entradas de divisas, y sin que las exportaciones, en general, hayan reaccionado al tipo de cambio más competitivo, se ha deteriorado la balanza de pagos. La cuenta corriente presenta ya un déficit que se acerca al 3 por ciento del PIB, cuando hace apenas 10 años no llegaba a 1 por ciento. Todo esto acaba por aumentar la vulnerabilidad ante fases de volatilidad financiera y presiona los precios en el interior”.

>Ver nota

free pokies