Lista, la fórmula para impulsar a la IP nacional

Las autoridades ya tienen la metodología con la que medirán que cada licitación cumpla con el mínimo de contenido local estipulado en la Reforma Energética aprobada este año

Karla Ponce

CIUDAD DE MÉXICO.- La fórmula con la que se medirá el contenido nacional en los contratos y asignaciones que se deriven de la Reforma Energética ya está lista, dijo el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

De acuerdo con el funcionario, la metodología con la que se garantizará la incorporación de empresas mexicanas a todas las actividades del sector energético adopta las mejores prácticas internacionales, con el objetivo de que los beneficios de la apertura permeen en la planta productiva nacional.

La Ley de Hidrocarburos establece que el porcentaje mínimo promedio de contenido nacional aumentará de forma gradual a partir de 25 por ciento en 2015 hasta llegar al menos a 35 por ciento en 2025, debiendo revisarse con posterioridad cada cinco años.

La legislación refiere que dicha meta excluirá actividades en aguas profundas y ultra profundas. Ahí el dominio será de las empresas internacionales porque son ellas las que cuentan con los avances técnicos para explorar y extraer petróleo.

El artículo transitorio vigésimo cuarto indica que en estas ramas la Secretaría de Economía (SE), con la opinión de la Secretaría de Energía (Sener), establecerá los valores para 2015 y 2025, con base en el estudio que realice del contenido nacional en dichas actividades.

El responsable de la política económica aseguró que la fórmula, que será presentada formalmente en un plazo no mayor a dos semanas, fue elaborada con la supervisión de analistas y expertos, por lo que ya cuenta con el respaldo de la iniciativa privada.

José Enoch Castellanos, vicepresidente de enlace con Petróleos Mexicanos de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), señaló que la metodología diseñada por las autoridades contempla bienes y servicios, mano de obra nacional, inversión en infraestructura física, además de transferencia de tecnología.

“La fórmula está bastante bien sustentada, pero pediremos que en el caso de los contratos que quieran cumplir este requisito sólo con mano de obra se les requiera utilizar otros insumos nacionales y de esta manera elevar el contenido local”.

El funcionario apuntó que uno de los objetivos del sector industrial es impedir que el país se convierta en maquilador de su propia energía.

“La mano de obra no debe ser el único insumo que utilicen las empresas que quieran explotar los recursos energéticos. En los casos donde la mano de obra supere el 15 o el 20 por ciento, es en los que se debe impulsar un contenido nacional superior a la meta mínima”, dijo.

Ildefonso Guajardo apuntó que la propuesta metodológica se hará pública a través de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), debido a que entrará en un proceso de consulta pública enfocado a su mejoramiento.

Empresarios vigilarán las propuestas

El sector privado aprovechará que el Consejo Consultivo de Hidrocarburos, encabezado por la SE, estará integrado con representantes de la Secretaría de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la Comisión Reguladora de Energía, académicos y al menos tres representantes de organizaciones empresariales para vigilar el cumplimiento del contenido nacional.

“La Canacintra formará parte de este consejo, lo que nos permitirá estar atentos tanto de que se asignen bien los contratos como de que se respeten las metas de contenido nacional mínimas”, apuntó Castellanos.

El artículo 125 del capítulo VI referente a la Cobertura Social y el Desarrollo de la Industria Nacional indica en el inciso “e” de la fracción I que dicho consejo apoyará en la definición de políticas, criterios y metodologías para el diagnóstico de la oferta de productos, bienes y servicios; la promoción de la industria nacional; la formación de Cadenas Productivas regionales y nacionales, y el desarrollo del talento de los recursos humanos, la innovación y la tecnología.

Metas pueden rebasarse

Las empresas mexicanas deben aprovechar la apertura del sector energético para desarrollar sus competencias, a fin de convertirse en la primera opción de proveeduría de las compañías extranjeras, consideró José Rogelio Garza Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la SE.

Indicó que el contenido nacional puede rebasarse si las empresas nacionales ofrecen productos y servicios que cumplan los estándares de calidad y precios internacionales.

Destacó que para lograr que el contenido nacional no sólo pueda cumplirse, sino incluso rebasarse, se elaborara un catálogo de empresas proveedoras del sector energético así como de aquellas que tienen potencial de incursionar en él.

Dijo que una vez que se tenga “mapeado el potencial empresarial mexicano” para incorporarse al desarrollo de la industria energética, se podrán identificar las necesidades de cada una de ellas y desarrollar soluciones.

“La Secretaría de Economía está apostando a mejorar las competencias de las empresas mexicanas de menor tamaño para que se conviertan en aliados de los gigantes de la industria energética”, agregó.

Las reformas impulsarán el PIB mexicano

El subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaria de Economía federal, José Rogelio Garza Garza, reveló que la economía interna creció 3.5 por ciento en los últimos seis meses, y confió en mejores expectativas para los próximos años.

Así lo destacó al participar en un panel en el 17 Congreso Mundial de Clusters, y añadió que este sector de agrupaciones industriales recibe una atención especial para detonar el crecimiento en las regiones del país.

Resaltó que «en los últimos seis meses la economía en México creció más que el porcentaje que tenemos en el último año, creciendo 3. 5 por ciento».

Ante expertos de 45 naciones, el funcionario aseguró que «para 2018 esperamos que uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) venga de la Reforma Energética».

“Cada reforma, telecomunicación, reforma impositiva, la financiera, todas, calculamos una expectativa de crecimiento de lo que éstas le puedan dar a la economía mexicana», añadió.

De acuerdo a gráficas mostradas en la conferencia, para el siguiente año la economía nacional crecería 4.7 por ciento con el respaldo de dichas reformas estructurales.

Hacia 2016, el crecimiento del PIB se ubicaría en 4.9 por ciento; en 2017, en un 5.2 por ciento, y para 2018 llegaría a una tasa de 5.3 por ciento.

Consideró que «las reformas estructurales son la manera en que nosotros tenemos que atacar los problemas que tiene México».

Expuso que «el país ha estado incrementando su PIB per cápita, pero a una tasa muy lenta, pero urge cambiar esto. Necesitamos incrementar nuestro PIB per cápita a una tasa más rápida».

“Aquí necesitamos armar políticas específicas para atacar los problemas estructurales en la economía», recalcó.

 

Con información de Notimex

 

Fuente: Excélsior en línea, Dinero, 12-11-2014

free pokies