La IP buscará negociar más en materia de percepciones

Homologar los salarios mínimos es un buen paso, dicen organismos del sector. Se requiere de más esfuerzos para recuperar el poder adquisitivo del país

Ivette Saldaña, Sandra Hernández y Astrid Rivera

La homologación de los salarios mínimos apenas fue un primer paso para recuperar el poder adquisitivo de los mexicanos, pero aún falta aumentar la productividad, la desvinculación de los salarios mínimos de diversos ordenamientos legales y negociar el aumento para 2016, advirtió el sector empresarial.

Al término del evento en el que se anunció la homologación del salario mínimo de la zona geográfica “B” con la “A”, a partir de del 1 de octubre próximo, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, aseveró que los empresarios del país podrán absorber ese incremento sin problema, ya que la decisión fue producto del consenso de los patrones del país, con la que se espera mejorar la productividad del país.

Al respecto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, reconoció que la homologación del salario mínimo a 70.10 pesos en todo el país sigue por debajo de la línea de pobreza que establece el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Aseguró que la homologación del salario mínimo en todo el país no solucionará la problemática que existe en México.
“No nos va a apuntalar en el tema de productividad y la desindización es fundamental, es indispensable para poder avanzar en esta tarea”, dijo brevemente el mandatario.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, explicó que el aumento aplicará sólo para 3% de los trabajadores inscritos al IMSS, es decir, a los empleados del sector formal de la economía que ganan salarios mínimos.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera, explicó que al poner como referencia los salarios mínimos para establecer diversos montos de pago, hay impactos negativos, además de que al no ligarse los salarios a la productividad puede impactar a la inflación si no se les desvinculan.

El presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), Enrique Solana Sentiés, afirmó que la homologación se traducirá en una mejora sensible en el ingreso real, además de que el aumento generará un “leve impulso” en la derrama económica interna e impactará positivamente en los bolsillos de los trabajadores.

Admitió que se complicará más la situación para las empresas porque requerirán un flujo adicional de recursos, explicó que los trabajadores se beneficiarían y ello permitirá “fortalecer el mercado interno, que es una forma que consideramos ayudará a salir de la crisis”.

Gutiérrez Candiani comentó que “hay que trabajar para hacer una propuesta sólida sobre la desincorporación de los salarios mínimos de todas las leyes”.

Fuente: El Universal en línea, Cartera, 29-09-2015

free pokies