Faltan acciones en materia laboral

Pese a reconocer que con los esfuerzos del gobierno federal la tasa de informalidad laboral se redujo 2.5% desde 2012 -para ubicarse cercana a 57%-, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), admitió que todavía queda mucho por hacer.

«Si no reducimos significativamente la informalidad, difícilmente caminaremos al paso requerido en materia de productividad, competitividad, incremento del valor agregado en nuestra economía. Con una informalidad elevada no vamos a generar los empleos que se requieren con urgencia en nuestro país, ni en términos de número ni de calidad», advirtió.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, indicó que hoy seis de cada 10 trabajadores laboran sin una debida seguridad y protección jurídica, sin acceso a servicios de salud, cobertura de riesgos o pensión, con salarios insuficientes, escasa capacitación y pocas expectativas de crecimiento y desarrollo.

Señaló que cuando se desagregan los datos se aprecia en toda su amplitud tanto la trascendencia como la complejidad del problema y de las vías de solución. «La informalidad tiene que ver con el género, la tasa [en mujeres] sobrepasa en 1.3% la de los hombres».

Detalló que la diferencia es mayor si se considera el nivel educativo, pues más de 85% de los trabajadores con primaria incompleta labora en la informalidad, mientras que en las personas con educación profesional la tasa es de 25%.

«La informalidad en el sector primario es superior a 88%, mientras que en el terciario es alrededor de 53%. En las empresas o establecimientos con cinco o menos trabajadores se registra más de 85% de informalidad, y en las que emplean a más de 250 personas la tasa no llega a 7%», dijo.

 

>Ver nota

free pokies