Empresarios solicitan consolidación de reformas

Gerardo Gutiérrez Candiani expuso que la demagogia, con toda su capacidad destructiva, es un riesgo latente, sobre todo cuando se acumulan problemas, y más aún si, como ocurre actualmente, tienen lugar procesos de cambio y reformas de fondo.

Notimex

El sector privado sostuvo que frente a visiones populistas y demagógicas con que algunos sectores políticos y sociales pretenden se resuelvan los problemas que aquejan al país desde hace décadas, lo que urge es consolidar las reformas estructurales y la vida democrática de México. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que «el populismo siempre busca oportunidades para avanzar en tiempos de incertidumbre, como los que hoy se viven en el mundo y en México, con sus caudillos y grupos radicales que venden o quieren imponer una visión simplista y maniquea de la realidad».

Expuso que la demagogia, con toda su capacidad destructiva, es un riesgo latente, sobre todo cuando se acumulan problemas, y más aún si, como ocurre actualmente, tienen lugar procesos de cambio y reformas de fondo que remueven estructuras y paradigmas, inercias e intereses arraigados.

«La vacuna contra los riesgos del populismo está precisamente en el compromiso con reformar a fondo al país, por la vía del desarrollo económico sostenible y sustentable, y de las instituciones del Estado mexicano», opinó en su mensaje semanal.

El dirigente del organismo empresarial comentó que son innegables los desafíos que enfrenta el país en materia de pobreza y marginación, de desigualdad, injusticias, corrupción, abusos y violencia; todo ello, materia de justa inconformidad y de reclamos legítimos.

Sin embargo, advirtió que en estos contextos nunca faltan personajes o agrupaciones que ofrecen sus soluciones simplificadas para arreglar cuestiones complejas, que deforman la profundidad de los problemas al reducirlos a cuestiones de los «buenos» y los «malos».

Gutiérrez Candiani comentó que por ello los populistas, sin importar su ideología -de derecha o izquierda- no resuelven los problemas que denuncian; al contrario, los acrecientan, porque por lo general se aprovechan de éstos e inclusive les conviene que persistan. Puntualizó que en México, camarillas magisteriales como las que operan en la CNTE afirman que luchan por una mejor educación, pero con su actuar, por décadas han dejado sin clases, durante meses en cada ciclo escolar, a millones de niños y jóvenes.

Explicó que tales grupos dicen que se preocupan por el bienestar y el desarrollo de los docentes, pero quienes realmente prosperan son líderes gremiales y gestores políticos, más que los profesores que se esfuerzan en su trabajo en las aulas y en su desarrollo profesional.

Alertó que tal y como se ha visto en varios países, la demagogia, sin importar el signo ideológico del que se trate, puede llegar al poder por la vía democrática, para proceder a desmantelar las instituciones y sustituirlas por asambleas populares o el autoritarismo. «Los líderes populistas no creen en las instituciones”, advirtió.

Gutiérrez Candiani dijo que con los mismos criterios simplistas y sin sustento con que prometen soluciones de efecto inmediato, se pretende hacer juicios sumarios de reformas estructurales cuyo cometido es sentar bases sólidas para un desarrollo de largo plazo. Se reclaman resultados rápidos a cambios que enfrentan inercias de décadas.

«Ante los retos que hoy enfrenta México, rechacemos la tentación populista de pensar que los desafíos de los mexicanos pueden ser superados por el simple voluntarismo. No hay soluciones mágicas o fáciles; tenemos que invertir en nuestro futuro, con responsabilidad y mucho trabajo», destacó el dirigente empresarial.

Fuente: El Economista en línea, Empresas, 04-08-2015

free pokies