Empresarios respaldan la estrategia; es el mensaje correcto, dicen

Recorte al gasto público, aumento en la tasa de referencia y suspensión de las subastas de dólares envían un mensaje de responsabilidad al mundo, coincidieron los presidentes del CCE, Concamin y Canacintra

Karla Ponce

CIUDAD DE MÉXICO.- El recorte al gasto público, el aumento en la tasa de referencia y la suspensión de las subastas de dólares en el mercado cambiario envían un mensaje de responsabilidad al mundo, coincidieron los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón Castañón; de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Rodrigo Alpízar Vallejo.

“Con estas medidas, las políticas fiscal, monetaria y cambiaria se mantienen sincronizadas en torno al objetivo de mantener la estabilidad macroeconómica del país, la cual es indispensable para sostener un clima de negocios en el que puedan seguir detonándose nuevas inversiones además de reinversiones. Se envía una señal correcta al mundo de responsabilidad”, indicó Castañón.

Al respecto, Alpízar Vallejo, consideró que estas medidas permitirán conservar la tranquilidad de inversionistas extranjeros y empresarios nacionales. “El incremento en las tasas de interés es un tema acertado que si bien tendrá un costo-país, resulta importante para evitar transmitir un mensaje de nerviosismo a los mercados financieros y así evitar detonar un proceso devaluatorio basado en especulaciones más que en una situación real”.

Consideró que la suspensión de las subastas y la venta directa de dólares en situaciones excepcionales para proveer orden y liquidez al mercado, son medidas “muy atinadas” para romper cualquier expectativa de una mayor depreciación.

“Se actúa en función de que surjan expectativas de inflación que no estén en línea con la consolidación del objetivo permanente de 3%”.

De acuerdo con Herrera Vega detrás de estas medidas está el interés de garantizar la estabilidad financiera, evitar mayores presiones sobre las finanzas públicas, reducir la salida de capitales y frenar la depreciación del peso frente al dólar para evitar el impacto que ésta ocasiona sobre los productores, consumidores e importadores.

RECORTE NO DEBE AFECTAR TEMAS PRIORITARIOS

La iniciativa privada respaldó el recorte de 132 mil 300 millones de pesos, equivalente a 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), de los cuales el 60 por ciento será en gasto corriente y 40 por ciento a gasto de inversión.

Los dirigentes se manifestaron porque se reduzcan los gastos administrativos sin impactar los programas prioritarios de bienestar social, educación y seguridad pública.

En su opinión, este es un escenario propicio para fortalecer el mercado interno; impulsar una estrategia a favor del incremento consistente del contenido nacional en la producción industrial en sectores como el automotriz, electrónico, eléctrico, textil y de la confección, pues de ello depende la mayor parte de la oferta exportable; no recortar el presupuesto de inversión física autorizado por el Congreso para este año, y no afectar el pago a proveedores.

>Ver nota

free pokies