Economía informal

Para el sector empresarial, las autoridades deben enfrentar la informalidad con la desregulación y la eliminación de procesos burocráticos locales que inhiben las inversiones.

El dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, advirtió al presidente Enrique Peña Nieto que el gobierno también debe preocuparse por profesionalizar a las empresas, crear un entorno favorable para su creación así como evaluar y apuntalar las políticas nacionales y locales en áreas relacionadas con la eficiencia regulatoria, estímulos, infraestructura y capital humano.

«Hoy, tenemos estados donde la formalidad es del 70 por ciento de su economía, mientras en otros, desafortunadamente, la informalidad llega casi al 80 por ciento de su economía”, indicó.

«Hay que hacer mucho trabajo en ese nivel. Es responsabilidad de todos, de los gobiernos locales, regionales y federal, dar condiciones de seguridad y certeza jurídica, comenzando por fundamentos como la propiedad y la contratación”.

El empresario lamentó que en México prácticamente seis de cada 10 personas que trabajan lo hacen en la informalidad, y la tasa es mayor en las mujeres.

Esta situación ocasiona que los niveles de recaudación del gobierno sean muy bajos, y en consecuencia ayuntamientos como el de Ensenada capta muy pocos recursos.

Al respecto, sólo basta revisar la cartera vencida que registra el XXI Ayuntamiento por concepto del cobro de impuesto predial, dado que casi la mitad de los propietarios de terrenos no paga esta contribución, y lo mismo ocurre en la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), porque el grueso de los usuarios no cubre puntualmente el monto de su consumo, lo que compromete la operación de la paraestatal.

Y por si fuera poco, más del cincuenta por cierto de los automovilistas en esta entidad fronteriza circula en unidades irregulares, que no pagan placas, verificación ambiental ni tarjetón, evasión que ha sido descaradamente solapada por las autoridades federales y estatales.

La mayoría de las personas que no pagan impuestos ni legalizan sus vehículos en Baja California subsisten en la economía informal, pero hay un amplio segmento de la sociedad que se vale de toda clase de artimañas para eludir el pago de contribuciones, lo que refleja que carecemos de una cultura de legalidad.

Fuente: Con datos de Agencia Reforma

>Ver nota

free pokies