Violencia Fuerzas Armadas

El Consejo Coordinador Empresarial reconoce  las legítimas demandas sociales  que existen en Guerrero y en México en temas tan lamentables como el caso de Ayotzinapa. Sin embargo, rechazamos la violencia y las agresiones de grupos que utilizan este tema  como un pretexto para dañar instalaciones y equipo de transporte de las empresas y del sector oficial.

Condenamos los ataques a las policías, federal y estatales, y en especial en contra de las instalaciones de las Fuerzas Armadas Mexicanas.

Las acciones ilegales que hemos venido observando en diversas regiones del país,  constituyen una provocación de grupos que afectan gravemente la gobernabilidad, el Estado de Derecho y la convivencia social.

Además de vulnerar aún más la seguridad de la población y fracturar el orden social, estos abusos, así como la impunidad con que se realizan, han perjudicado de manera significativa la actividad económica de los Estados y desincentivan la inversión y la generación de empleos, de los que dependen millones de mexicanos.

Hacemos un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno para contener este tipo de expresiones violentas en contra de las instituciones responsables de garantizar la seguridad de la población.

Basta de impunidad. Respetar la ley es obligación de todos.

Cada uno de los mexicanos tenemos la responsabilidad de contribuir activamente a una cultura de legalidad y al fortalecimiento de las instituciones del Estado Mexicano.

El sector empresarial reitera su compromiso de seguir trabajando para construir un México incluyente, justo, seguro y próspero.

>Descargar