Urge incrementar la generación de energías limpias para impulsar el desarrollo: CCE

Urge incrementar la generación de energías limpias para impulsar el desarrollo: CCE

  • Necesario incrementar la energía limpia proyectada en el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN) en al menos 16% a través de generación solar distribuida y 12% de energía eólica y solar a gran escala, para cumplir los compromisos internacionales que ha asumido el país.
  • Las energías renovables permitirían reducir 54 millones de toneladas de dióxido de carbono y alcanzar el 86% de su contribución al compromiso de México en el Acuerdo de París. Con un impacto económico en 15 años de hasta 29 mil millones de dólares en el PIB y la creación de más de 200 mil empleos y un mercado eléctrico consolidado. (PRODESEN 2018)
  • Juan Pablo Castañón afirmó que “las energías limpias pueden atraer inversiones por más de 60 mil millones de dólares hacia 2032, dos terceras partes de la inversión total en generación de electricidad.”

3 de octubre de 2018. El día de hoy, la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable (CESPEDES), la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX) e Iniciativa Climática de México (ICLIMA) presentaron el reporte “Energías Limpias en México 2018–2032”. Este estudio concluye que es necesario incrementar en al menos 16% la generación de energía solar distribuida, así como 6% de energía eólica y un porcentaje igual de generación solar a gran escala para cumplir los compromisos internacionales que ha asumido México, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030 y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

El trabajo destaca que un incremento en la generación de energías limpias no sólo tendrá un impacto ambiental positivo, sino que también representa una oportunidad económica para atraer inversión y generar empleos. Las energías renovables permitirán reducir 54 millones de toneladas de dióxido de carbono y alcanzar 86% de la aportación del sector eléctrico al compromiso de México en el Acuerdo de París; mientras que el impacto económico sería de hasta 29 mil millones de dólares en el PIB en 15 años, más de 200 mil nuevos empleos y un mercado eléctrico consolidado.

Durante la inauguración del evento, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, afirmó que las energías limpias pueden atraer inversiones por más de 60 mil millones de dólares hacia 2032, dos terceras partes de la inversión total en generación de electricidad. Añadió que “México tiene un gran potencial de crecimiento en energías renovables, y debe aprovecharlo para alcanzar un desarrollo sostenible, con beneficios ambientales y económicos para toda la población.”

En sitios con alto potencial, los avances tecnológicos han permitido que los costos de las energías limpias sean cada vez más competitivos frente a las energías convencionales. Los costos nivelados de energías eólica y solar fotovoltaica ofertados en las tres subastas del mercado eléctrico de largo plazo oscilaron entre 18 y 67 dólares por megawatt-hora, con una fuerte tendencia a la baja entre 2016 y 2017. En consecuencia, fueron las tecnologías mayoritariamente ganadoras, tanto en energía como en Certificados de Energías Limpias (CELs), mientras la tecnología convencional de ciclo combinado de gas natural tuvo costos de 42 a 78 dólares por megawatt-hora.

El estudio enfatiza que -para lograr las metas de generación limpia y fomentar la transición energética- es necesario realizar una alianza entre gobierno y sector privado, así como implementar políticas públicas coordinadas que: 1) apoyen a la industria eléctrica en el desarrollo de proyectos de energía limpia; 2) permitan ampliar y modernizar las redes de Transmisión y Distribución (T&D), y; 3) fomenten los mercados de energía solar distribuida (GSD), certificados de energías limpias (CELs) y vehículos eléctricos.

El reporte estima que la demanda de electricidad crecerá a un ritmo de 3.1% anual entre 2018 y 2032, por lo cual, la nueva capacidad podría conformarse por 28 Gigawatts de ciclos combinados con gas natural y 37 GW de energías limpias, de los cuales el 70% serán eólica y solar fotovoltaica. Y, si bien hay suficiente capacidad de proyectos renovables en proceso de interconexión para lograr las metas de generación limpia y de mitigación de emisiones; es fundamental que la expansión y modernización de la red eléctrica se logre en tiempo y forma para conducir esta energía adicional.

El estudio también sugiere que, en tanto el mercado de CELs apenas podrá alcanzar el límite mínimo de demanda cubierta requerida por la regulación (en los primeros dos años), es necesario que la Metodología de Cálculo del precio implícito de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) considere medidas oportunas para fomentar la oferta de dichos certificados, por ejemplo, contabilizando la energía generada durante las pruebas y puesta en marcha de las plantas de generación limpia. Adicionalmente, se identificó que los mercados de generación solar distribuida y de vehículos eléctricos tienen enorme potencial de desarrollo por sus impactos favorables en el PIB, el empleo y la mitigación de emisiones, entre otros beneficios.

Por su parte el Ing. Leopoldo Rodríguez Olivé, Coordinador del grupo de Energías Limpias del CESPEDES y presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) señaló que, “el estudio indica con claridad que debemos revisar los objetivos y planes, pero también refleja que hemos avanzado en la dirección correcta, por lo que vale la pena mantener el rumbo”. Refirió que el esquema de subastas ha fomentado de manera significativa el desarrollo de las energías limpias y Suministro Básico de CFE, siendo los principales beneficiarios los consumidores. Lo anterior permite que CFE pueda, gracias a los precios récord de proyectos a gran escala,  comprar la energía más barata del mundo, sin comprometer inversiones que pueden destinarse a fortalecer la red de transmisión.

 

 

 

“La capacidad eólica instalada en México, podría triplicarse y superar los 12,000 megawatts  en sólo 5 ó 6 años. Si bien, proyectos importantes ya cuentan con avances significativos, es fundamental robustecer y ampliar la infraestructura de transmisión eléctrica y establecer mecanismos que minimicen los conflictos sociales”. Enfatizó.

En su intervención, el Dr. Héctor Olea , Presidente de la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX), destacó que, “desde Asolmex, estamos muy satisfechos de acompañar esta iniciativa, que confirma el crecimiento de las energías limpias en nuestro país, así como sus beneficios económicos, sociales y ambientales”. Y agregó, “México está llamado a ser una potencia mundial en energía solar, una de las más competitivas y de mayor dinamismo del portafolio de generación en México; toca ahora a la nueva administración consolidar la transición energética del país”.

Por último, el Dr. Adrián Fernández Bremauntz, Presidente de Iniciativa Climática México destacó que “El sector eléctrico emite alrededor de 20% de los gases de efecto invernadero del país. Se encuentra sólo en segundo lugar con respecto al sector de transporte. Por otra parte, es un sector muy homogéneo y ha demostrado que se adapta a las nuevas tecnologías de generación eléctrica muy rápido. Los cambios a la estructura de este sector dictadas por la Reforma Energética y sus leyes secundarias son muy explícitos en que la electricidad debe transitar a una actividad de bajo carbono, que permita cumplir con las metas-país comprometidas en el Acuerdo de París. El potencial renovable del país y el bajo costo de las renovables están demostrando que el combate al cambio climático puede marcar una nueva era en México, con energía más económica y con mayores beneficios sociales y ambientales que en el presente”

Este reporte tiene como objetivo actualizar el “Estudio sobre las inversiones necesarias para que México cumpla con sus metas de Energías Limpias” realizado en 2015 por CESPEDES, tomando en consideración la situación actual del mercado eléctrico en México y la cuarta versión del Programa de Desarrollo del Sector Eléctrico Nacional (i.e. PRODESEN 2018-2032). A lo largo del estudio se comparan y analizan los distintos escenarios para que México sea capaz de cumplir con las metas de generación limpia a 2024, así como las asumidas en el Acuerdo de París a través de la Contribución Nacional de mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para 2030.