Sector privado se une a equipo de Gobierno para negociaciones en Washington D.C.

Una delegación de empresarios encabezados por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) viajará el día de hoy a Washington D.C. para acompañar al Canciller y los Secretarios mexicanos que están trabajando en las negociaciones con Estados Unidos, derivadas de la intención de las autoridades de ese país de imponer aranceles a los productos de México, en caso de no resolverse la situación migratoria en la frontera entre ambas naciones.
“Aportaremos nuestro análisis, estudios y experiencia. Lo haremos apoyados por los líderes empresariales encargados de la estrategia, la estructura de nuestros especialistas del Cuarto de Junto y nuestra oficina de representación en Washington. En el sector privado, consideramos que los asuntos migratorios no deben contaminar y perjudicar la estrecha relación comercial que existe entre ambos países”, expresó Carlos Salazar Lomelín, Presidente del CCE.
Desde el inicio del proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), hoy T-MEC, el sector privado organizado colaboró activamente con el Gobierno Federal para acompañar las negociaciones en todos los sectores, tanto en México como en Estados Unidos.
Así, se creó el Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, el Cuarto de Junto y el Cuarto de Inteligencia. En conjunto, estas instancias han tenido más de 800 reuniones durante todo el proceso.
También se activó una estrategia de influencia en Estados Unidos, con más de 300 reuniones con actores clave y aliados del otro lado de la frontera. Incluso, a fin de establecer una presencia permanente y activa del sector privado mexicano en Estados Unidos, desde inicios de este año funciona una oficina de representación del CCE en la ciudad de Washington.
Durante los últimos días, el sector privado ha mantenido estrecha colaboración con el Gobierno Federal para apoyar el proceso de diálogo que se entabló con Estados Unidos, debido a la posición de la Casa Blanca de imponer aranceles.
La oficina del CCE en Washington también ha intensificado contactos con los aliados de México, y todos aquellos que consideran que no deben mezclarse la política migratoria y la comercial, en la relación entre nuestras naciones.
“Confiamos en que pueda prevalecer el diálogo y la racionalidad. Apoyaremos para que se construyan soluciones conjuntas, sin dañar nuestra fundamental y positiva relación comercial”, expresó Salazar Lomelín.
+++++++++++