RUEDA DE PRENSA SECRETARÍA DE ECONOMÍA

pdf64

Sr. Secretario de Economía;

Amigos presidentes y representantes de organismos empresariales;

A nuestras amigas y amigos de la Prensa;

Agradecemos su presencia en esta rueda de prensa, que consideramos muy oportuna, porque la gira que acabamos de hacer por cuatro países de la península arábiga fue particularmente exitosa y abre un potencial considerable para México y sus empresas.

Hay resultados y oportunidades concretas, que es mantener y difundir ampliamente, para que puedan aprovecharse. Es fundamental hacer eco de todas las oportunidades e iniciativas, porque representan un campo fértil y hoy accesible para que nuestras empresas se exploren.

Queremos reconocer al Gobierno de la República, en particular a nuestro Presidente Enrique Peña Nieto, a la Secretaria de Relaciones Exteriores, al Secretario de Economía, a los amigos de ProMéxico. A todo el equipo que se encargó de la planeación, organización y logística de la gira de trabajo.

Primero que nada, por el acierto de tener la iniciativa para realizar una visita de Estado a estos países de la región, y que no había sido visitada por un mandatario mexicano desde hace más de 40 años en este nuevo contexto que nos parece muy oportuno atender.

Es una zona clave en términos geopolíticos y económicos, donde se escriben capítulos importantes para futuro del mundo; y desde una concepción más práctica, un enorme mercado donde tienen cabida una gran variedad de productos y servicios mexicanos.

Tanto en Arabia Saudita, como en Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar hay gran interés en hacer negocios con empresarios mexicanos; alianzas estratégicas, compra y venta de productos y transferencia de tecnología, entre otros. Y no sólo en lo que atañe al sector energético, donde se estarán llevando a cabo alianzas estratégicas en distintos rubros.

Estos países, más aún con los precios deprimidos de los hidrocarburos, necesitan y han decidido hacer un gran esfuerzo de diversificación de su economía, y su contacto con el mundo y ven a México como un socio y proveedor importante.

No sólo se trata del mercado de estos cuatro países, sino de 16 naciones del Medio Oriente, Norte de África, y más allá hacia Asia Central y la India.

Ellos se han convertido como objetivo estratégico, en un centro logístico regional. Demandan importaciones de varios segmentos que México puede abastecer, tanto para su propio consumo como distribución en su área de influencia comercial.

Es el caso del sector alimentario, pero también de servicios de la construcción y desarrollo de infraestructura.

Por su estructura económica y política, en estos países la iniciativa privada trabaja en mancuerna con sus gobiernos. En ese sentido, fue fundamental, para abrir puertas, el equipo que hicimos los empresarios y el Gobierno de la República.

En esta dinámica, hay que reconocer el papel del Presidente Peña Nieto, por su capacidad de generar empatía con sus homólogos y que esta empatía permeara a empresarios y funcionarios en los equipos de trabajo de diálogo.

Regresamos a México con importantes prospectos en rubros como los ya referidos de energía y alimentación, pero también en turismo, educación e investigación y cultura.

Volvemos, también, con la disposición de las autoridades locales para facilitar procesos indispensables para entrar a sus mercados, como las certificaciones de alimentos halal. Esto incluye su cooperación para la difusión de los requerimientos, entre los diversos sectores potenciales.

Igualmente, en la visita se abrieron posibilidades para que empresas mexicanas puedan ser proveedoras de productos y servicios para la organización del Mundial de Futbol, FIFA 2022, que se realizará en Qatar.

En esta perspectiva, nos entusiasma el compromiso que hicimos de formar un grupo de trabajo conjunto –gobierno y empresarios–, el cual precise las oportunidades y defina proyectos, pasos a seguir y lo que le toca hacer a cada una de las partes.

Contaremos con la experiencia y empuje de la Secretaría de Economía y de ProMéxico, así como la participación de empresarios de distintas industrias y el respaldo de las organizaciones empresariales.

Impulsaremos, junto con la Secretaria de Economía y ProMéxico, así como el respaldo de las embajadas, la organización de más misiones comerciales de empresarios árabes en México y de empresarios mexicanos en Arabia.

Si bien es cierto que hemos calibrado en toda su amplitud el potencial, también lo es que apenas comenzamos en este camino, y necesitamos generar una ruta crítica de trabajo en conjunto.

Se trata de ser puntuales en esta oportunidad y en la buena “química” que encontramos para hacer negocios. Y que no dejaremos de pasar la oportunidad.

Vamos en la mira para adelante porque requerimos en México también diversificar nuestros mercados y ver estos mercados de alto valor agregado que generen empleos, inversión, transferencia tecnológica para México hacia esta zona del mundo.