Reclama el CEESP armonía regulatoria

Juan Garcíaheredia

Ciudad de México.- Al señalar que en México falta mucho por hacer en materia regulatoria, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) destacó la necesidad de que las autoridades de los tres órdenes de Gobierno trabajen conjuntamente para lograr la compatibilidad de las regulaciones federales, estatales y municipales.

«Marcos regulatorios inadecuados o débiles permiten abusos, corrupción y desalientan la confianza de inversionistas y consumidores», subrayó el organismo en su Análisis Económico Ejecutivo.

Tras resaltar que buena parte de las expectativas de mayor crecimiento de la economía para el corto y mediano plazo se apoyan en la efectividad que se espera de las reformas estructurales aprobadas, el CEESP puntualizó que en este contexto se estiman importantes flujos de inversión y empleo, lo que fortalecerá la estabilidad macroeconómica del país y sentará las bases de un crecimiento elevado y sólido de la actividad productiva.

Sin embargo -aclaró-, más allá de depender de las reformas estructurales y otros factores como el efecto del mayor dinamismo de la economía de los Estados Unidos, un repunte de la demanda externa y del consumo interno, esto último conforme se aprecie una mayor cantidad de empleos mejor remunerados, es fundamental un entorno en el que la inversión, que es el principal motor del crecimiento, tenga incentivos para fluir constantemente.

«Ya hemos mencionado que aspectos como el estado de derecho, derechos de propiedad y regulación son fundamentales para construir un mejor ambiente de negocios. El tema de regulación toma singular importancia debido a que refleja en gran parte, todos aquellos trámites y requisitos que enfrentará una empresa tanto para establecerse, como para operar eficientemente», indicó el Centro de Estudios.

Agregó que «hablar de regulación no solo implica eliminar trámites, sino lograr un sistema regulatorio sencillo y que estimule la actividad productiva. Se debe recordar que un marco regulatorio excesivo y complejo desincentiva la inversión, limitando la creación de empleos bien remunerados, crecimiento más elevado y mayor y bienestar».

«No hay duda de que la creación de empleos depende del desempeño del sector privado, pero para ello es necesario un ambiente de negocios en el que resalte un marco regulatorio competitivo. La mala regulación está asociada con la ineficiencia de las instituciones públicas, que provoca retrasos en la atención a los negocios y mayores costos, lo que además de favorecer la corrupción, propicia un aumento del sector informal», acentuó el CEESP.

Fuente: El Sol de México en línea, Finanzas, 01-09-2014

free pokies