Perspectivas Empresariales

Escuchar audio

Perspectivas Empresariales / 1 Carlos Salazar Lomelín 13 de agosto de 2019

Por qué y para qué Mejora Regulatoria

Muy buenos días, mis estimados amigos.

A partir de hoy iniciaremos dentro del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), un nuevo ciclo de comunicación. Me interesa enormemente estar cercano a ustedes y estar a través de este medio comunicándoles el tipo de reuniones en las que participamos, nuestras opiniones, nuestros puntos de vista en tantos temas que estoy seguro nos ocupan y nos preocupan a los empresarios mexicanos.

Este ciclo le hemos denominado “Perspectivas empresariales” y empezaremos con éste hablando de una reunión que tuvimos, en la instalación de las mesas relacionadas con todos los temas de regulación en el país. Ustedes y yo hemos sufrido el problema de las regulaciones en México. Constantemente estamos viendo que nuestros negocios están llenos de regulaciones, de normativas y esas normativas están estructuradas en los estados, en los municipios y en la federación.

En todos nuestros negocios sufrimos este problema y hemos oído durante años y años y años la necesidad de disminuir las regulaciones, de tener muchos menores trámites para que nosotros podamos operar adecuadamente y hacer que nuestros negocios realmente se dediquen a lo que se deben dedicar a competir, a ofrecer los mejores productos y servicios, a tener excelentes precios, a tener calidad y al finalizar, satisfacer las necesidades del consumidor.

Todos sabemos y hemos sufrido que estos trámites y estas normativas provocan, y son quizás una de las razones, de tanta corrupción. Le dan la discrecionalidad a un funcionario y, a través de eso, a veces, acabamos los empresarios, inclusive si me permiten decirlo de esa manera, siendo extorsionados.

Bueno, hoy celebramos que hay una iniciativa dentro de la Secretaría de Economía, promovida por el Comité de Mejora Regulatoria. Y esta Comisión de Mejora Regulatoria nos ha convocado a todos los empresarios, no solamente a que participemos en las mesas, sino que, de una manera muy clara y precisa, pongamos nuestros puntos de vista.

Fíjense ustedes. Hoy, para que ustedes puedan abrir un negocio en Nuevo León, cuando suman las regulaciones federales, estatales y municipales, necesitaríamos cubrir 145 regulaciones. Esto nos hace que definitivamente el trabajo del empresario se vuelva enormemente complejo.

Tiene que ser heroica la inversión. Porque no solamente es diseñar el producto, diseñar el servicio, poner nuestro negocio, abrirlo, conseguir el dinero, poner el capital, pasar los trámites de conseguir los créditos que tenemos que movilizar y mover, pagar nuestros impuestos, contratar a nuestros trabajadores, entrenarlos, tenerlos orientados a un proceso de disciplina, sino a eso hay que agregarle estas cantidades, estos cientos de trámites y de normatividad que tenemos que ir cumpliendo.

Por eso, lo que buscamos es tratar de disminuirlo. Tratar de que este impacto económico, que algunos economistas han calculado en casi 3% del PIB lo podamos ir disminuyendo a través de esta nueva iniciativa de esta Comisión para la Mejora Regulatoria.

Hoy hay una ley que obliga a los municipios, por primera vez, a que tienen que involucrarse en este proceso. Tienen que ser parte de la solución.

Nosotros hemos llevado a estas mesas tres ideas fundamentales:

  • La primera, que tenemos que digitalizar la mayor cantidad de estos trámites. En un mundo que está totalmente conectado a través de la digitalización, es importantísimo que nosotros vayamos a la par. Que todos los trámites ustedes los puedan hacer desde su oficina, desde su escritorio, desde su lugar de Trabajo.
  • Nos tenemos que asegurar que sí haya una coordinación de estados, de municipios y de federación.
  • Y por último, en un concepto que sabemos que en muchas economías ha funcionado, que es la auto-regulación. Mucho de lo que hemos oído en este nuevo Gobierno es que se cree en nosotros. Se cree en nuestro código moral. Se cree que los mexicanos podemos de alguna manera cumplir lo que nos corresponde. Bueno, pongámoslo en práctica. Promovamos que nosotros podamos tener regulaciones claras, y después de tenerlas, poder procesar nuestros sistemas de trabajo, y nos comprometamos a cumplirlas. Evidentemente, tratando siempre de tener un código de ética y de comportamiento como caracteriza a los buenos empresarios mexicanos.

Espero que esta sea sólo la primera de muchas comunicaciones que tenga con ustedes. Y que podamos tratar todos los temas que a ustedes les preocupa.

Me encantaría recibir sus opiniones, recibir sus comentarios y de alguna manera preocuparnos por lo único que nos debe preocupar: cómo hacer crecer este país, cómo hacer que podamos aprovechar mejor y cómo hacer nosotros para fomentar el desarrollo y el crecimiento de México.

Tengan ustedes buen día y pónganse a trabajar, amigos, que el país lo necesita.