PALABRAS DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL, JUAN PABLO CASTAÑÓN CASTAÑÓN, EN LA PRESENTACIÓN DEL CÓDIGO DE PRINCIPIOS Y MEJORES PRÁCTICAS DE GOBIERNO CORPORATIVO

 

PALABRAS DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL, JUAN PABLO CASTAÑÓN CASTAÑÓN, EN LA PRESENTACIÓN DEL CÓDIGO DE PRINCIPIOS Y MEJORES PRÁCTICAS DE GOBIERNO CORPORATIVO

Me da mucho gusto estar con ustedes después de nuestro viaje y presencia en Washington, en donde seguimos impulsando la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. México y Estados Unidos alcanzamos un acuerdo, al que ahora buscamos que Canadá se sume, y se pueda conformar el acuerdo trilateral. Esto nos sirve para mantener nuestra alianza regional y construir un mayor desarrollo con condiciones de competitividad para atender los retos que la región tiene, y en particular los retos que México tiene.

México, hoy, con su agenda internacional, con un Tratado con Europa y con Asia a través del TPP11, con la incorporación de países asiáticos y de Canadá  a la Alianza del pacífico en Sudamérica, somos una Nación relevante en la escena internacional y requerimos afrontar estas oportunidades con la prevención suficiente para aprovechar aún más esta plataforma hacia el futuro.

Para lograrlo, no sólo debemos ratificar nuestros acuerdos comerciales, también debemos elevar la competitividad de nuestras propias empresas. Y es justo por eso que resulta tan importante esta tercera versión actualizada de nuestro Código de Principios y Mejores Prácticas de Gobierno Corporativo.

Es una herramienta para que todas las empresas de México, las grandes, las medianas y las pequeñas, sean parte de una transformación para producir y competir desde la perspectiva de la ética, el cumplimiento y la integridad empresarial como el punto de partida en transparencia, y en la visualización de un gobierno corporativo que sea elemento clave para la sostenibilidad de la empresa en el largo plazo.

Lo empresarios no solo debemos producir con calidad, no sólo debemos hacer buenos negocios y generar valor en lo que ofrecemos, sino que sustentablemente debemos soportar nuestra actividad en los valores, para darle vida a la empresa en el largo plazo.

Desde la publicación de los Principios de Gobierno Corporativo de la OCDE, las naciones más avanzadas han revisado constantemente su Código de Mejores Prácticas Corporativas, en aras de incorporar y actualizar los principios más innovadores.

En México, desde el Consejo Coordinador Empresarial, hemos impulsado que esta tendencia no se deje de lado.  Queremos que tanto las empresas multinacionales como las empresas mexicanas y las más pequeñas, sean parte de este cambio cultural de cumplimiento: buscando adaptarse a las tendencias nacionales y globales de manera constante, así como adoptando principios y prácticas que beneficien a las empresas a través de procesos más eficientes y transparentes, a la toma de decisiones más asertivas, acceso a capital, al control de riesgos, y sin duda a un impacto positivo en su balance reputacional.

Nuestras empresas tienen el reto de fortalecer sus estructuras y su diseño organizacional para afrontar la diversidad de oportunidades que ofrece la inserción a un mundo global. Debemos impulsar que más empresas asuman al gobierno corporativo como una meta aspiracional, donde todos sus directivos lo visualicen como la mejor manera de lograr el crecimiento y la sostenibilidad de sus negocios. Más que como un costo, como una oportunidad.

Contar con códigos de ética, manuales de organización, de procesos, el control de riesgos, entre otros, sentará las bases para transparentar las actividades e identificar áreas vulnerables a la corrupción.

Por eso, hoy presentamos con orgullo esta tercera versión de nuestro Código de Principios y Mejores Prácticas de Gobierno Corporativo, cuyo contenido consta de ocho capítulos de principios y prácticas que buscan establecer los estándares que cada empresa — incluyendo las más pequeñas, las medianas y evidentemente las grandes— tendrían que incorporar, cada quien de acuerdo a su propio tamaño.

Dentro de las recomendaciones que se proponen, está la incorporación de mujeres a los consejos de administración de las empresas y la incorporación de la mediación y el arbitraje como mecanismos para la solución de controversias entre socios y accionistas.

Estos mecanismos se ven claros para las grandes empresas mexicanas y multinacionales. Queremos impulsar que las medianas y las pequeñas los adopten. Por eso, la incorporación activa de organizaciones empresariales que atienden a las pequeñas empresas nos llena de gusto y orgullo. AMIS, CONCANACO, CANACO Ciudad de México, organizaciones que tienen pequeñas y medianas empresas, han estado trabajando activamente con el Comité y así lo apreciamos. Además de las organizaciones de las grandes y medianas empresas.

Señoras y señores:

Hay empresas que se han acercado a nosotros porque tienen oportunidad de acceder a nuevas fuentes de  financiamiento, si logran demostrar que ya tienen las bases para contar con un sistema de gobierno corporativo eficaz. Sin embargo, la mayoría de nuestras Pymes no han contado con los elementos para iniciar este importante proceso. Hoy más que nunca, debemos comunicarles que están listas para dar este paso. Y son nuestras organizaciones empresariales quienes

Sin duda es un paso importante. Pero lo fundamental es que asumamos que el gobierno corporativo no es sólo un tramite sino un proceso de mejora continua que trae grandes beneficios a largo plazo para que las empresas logren su consolidación.

Desde el Consejo Coordinador Empresarial estamos convencidos de la necesidad de impulsar un cambio cultural de las empresas y de los empresarios en México. Viendo hacia el futuro. Es necesario promover, pero, sobre todo, ser ejemplo, de la transparencia y la rendición de cuentas. Un mejor desempeño de las empresas se verá reflejado en una mejora de las condiciones de millones de familias y de nuestro país en general.

Hoy, tenemos que seguir trabajando para que las empresas en el cumplimiento de las expectativas hacia las nuevas generaciones.

Invito a todas las empresas a que pidan asesoría en la materia. Los organismos que conforman el CCE podrán ser el apoyo que requieren. Un buen gobierno corporativo y de cumplimiento es posible en todos los ámbitos y para todos los tamaños de las empresas. De manera especial, para las más pequeñas, para que les dé seguridad en su desarrollo hacia el largo plazo. Y con esto generar los millones de empleo que nuestra patria requiere. En su éxito se encuentra el desarrollo y la prosperidad de México.

Todos los actores sociales tenemos una responsabilidad con el futuro de México. Desde la iniciativa privada estamos listos para asumir nuestro rol como agentes de cambio de este México en que vivimos. Esta es la única manera en la que podremos acercarnos a ese objetivo conjunto: un México con Mejor Futuro.

Muchas gracias.

 

Ver Código