México necesita una política pública de administración de riesgos

Manuel Escobedo

Presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS)

26 de septiembre de 2019

Hola soy Manuel Escobedo presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, también conocida como AMIS

La AMIS representa a las casi 100 empresas de seguros que operan en México. Empleamos a más de 450 mil personas y atendemos miles de siniestros cada año pagando cientos de millones de pesos en indemnizaciones. La AMIS es la parte más grande del sector que se dedica a la administración de riesgos en nuestro país. Los seguros en México representan más del 5% del PIB y las aseguradoras atendemos casi a la mitad de este sector.

Mucho se escucha sobre la importancia de una mayor cultura de la prevención. Lo que esto realmente significa es que debemos ser más inteligentes cuando administramos nuestros riesgos.

Un riesgo es cualquier evento que puede impedirnos el logro de nuestros objetivos o que puede frustrar nuestros sueños.

Administrar riesgos implica:

Primero, valorar ¿qué puede suceder? ¿Qué tan probable es que suceda? Y ¿Cuánto nos puede costar si pasa?

Segundo ¿Qué puedo hacer para prevenirme y para que me afecte menos?

Tercero, del riesgo que me queda ¿Cuánto quiero asegurar y con cuánto me quiero quedar y a qué costo?

Finalmente, si sucede lo peor ¿Cómo voy a reaccionar? ¿Cómo voy a aprovechar mejor el dinero del seguro?

México es una tierra repleta de baches, de retos y de obstáculos por lo que tenemos la constante necesidad de reinventarnos para sobrevivir. A cada paso nos encontramos con un NO, con una catástrofe, con un drama familiar. Y a pesar de que los mexicanos no tenemos y nunca hemos tenido el camino fácil, sabemos que las oportunidades no se encuentran, se crean y en México tenemos creatividad y hambre de lograr nuestros sueños.

Pues imaginen cuanto más podemos lograr si en lugar de improvisar para levantarnos después de cada golpe, tuviéramos un plan y acceso a herramientas para transferir los riesgos con los que nos enfrentamos.

Este trabajo debemos aplicarlo sí, a nivel de cada uno de nosotros y de nuestras familias, pero también a nivel de los millones de pequeñas y medianas empresas que soportan la productividad de nuestro país. ¿Sabías que en México sólo sobrevive alrededor de una de cada tres empresas que nacen? ¿Sabías que la pequeña y mediana empresa emplea a más del 85% de los trabajadores?

Pues bien, un plan para lidiar con los obstáculos a los que nos podemos enfrentar y el uso inteligente de los seguros como una mejor manera de transferir los riesgos, ayudaría muchísimo a darle más resiliencia a los pequeños empresarios.

Pero la administración de riesgos también es para los grandes empresarios y para el gobierno. Sí, el Estado después de todo es el garante de último recurso para todos los riesgos de nuestro país, y si el Estado no puede administrarlos, entonces estos afectan a la población.

Me siento sumamente satisfecho, pues estamos trabajando con el gobierno para dar a México una política pública de administración de riesgos.  El gobierno federal y AMIS hemos definido seis prioridades sobre las que ya estamos trabajando: Pensiones, Salud, Resiliencia de la casa habitación, combate a la inseguridad y atención de los accidentes viales, sector agropecuario y la administración de los riesgos que afectan a los bienes y proyectos del Estado.

México necesita una política pública de administración de riesgos y un sistema institucional íntegro y sólido que la soporte. Estamos convencidos de que trabajando hombro con hombro sociedad, Estado y sector empresarial podremos conseguir estabilidad en nuestra economía que sustente el desarrollo de un país más justo y con mejores oportunidades para todos.

Les mando un cordial saludo, muchísimas gracias.