IP ve con buenos ojos ingeniería financiera

Los instrumentos financieros para capitalizar proyectos de infraestructura representan la fórmula más “atractiva y creativa” que anunció el presidente de México, Enrique Peña, para que pueda llegar inversión al país y no generar deuda en las finanzas públicas, estableció Juan Pablo Castañón.

 

Lilia González, Tania Rosas y Mauricio Rubí

Los instrumentos financieros para capitalizar proyectos de infraestructura representan la fórmula más “atractiva y creativa” que anunció el presidente de México, Enrique Peña, para que pueda llegar inversión al país y no generar deuda en las finanzas públicas, estableció Juan Pablo Castañón, dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Durante el tercer Informe de Gobierno, el jefe del Ejecutivo refirió que se pondrá en marcha el fideicomiso de inversión en bienes raíces, denominado Fibra E, a fin de captar recursos y elevar la inversión extranjera y nacional.

“Nos parecen figuras creativas los fibras y los bonos para infraestructura. Necesitaremos los detalles, pero es un instrumento interesante, esperemos conocerlos a detalle”, destacó el dirigente patronal, al confiar en que la reglamentación no sea complicada.

En entrevista, Castañón mencionó que éste es un medio para atraer capitales frescos privados a la infraestructura, educación y la energía.“El instrumento es muy atractivo y puede ser una solución ante la otra premisa (presente) de tener un gasto público austero”, acotó.

Abundó en que para los rubros energético y de educación “son instrumentos creativos, habrá que esperar detalles de los mismos, pero dado que son temas importantísimos para la nación, el reto será recobrar la producción petrolera que teníamos”.

Los presidentes del CCE y de la Concanaco-Servytur, Gerardo Gutiérrez Candiani y Enrique Solana, respectivamente, aplaudieron que Peña Nieto anunciara mayores proyectos de infraestructura bajo las asociaciones público-privadas (APP).

Ante las medidas de austeridad que dio a conocer el gobierno federal, los representantes de la iniciativa privada dijeron que una salida congruente es impulsar los proyectos de infraestructura entre gobierno y sector privado nacional y extranjero.

Gutiérrez Candiani precisó que con esto se detonarán los proyectos de desarrollo social pues habrá mayor infraestructura en materia carretera y de salud, entre otras.

Mientras que Enrique Solana expresó: “Tiene que ser un presupuesto muy austero, entonces, si no hay dinero para inversión lo que puede hacer el gobierno es asociarse con el sector privado”.

Rodrigo Alpizar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), celebró, por su parte, que no haya un incremento de los impuestos “pero queremos conocer qué medidas fiscales se implementarán para dinamizar la actividad productiva”.

 

 

 

Fuente: El Economista en línea, Empresas, 03-09-2015