IP solicita al Gobierno estimular inversión

El CCE se pronunció porque el Congreso no avale cuatro acciones que serían contraproducentes para las empresas y la actividad económica

Lilia González

Frente a la preocupación de que la economía de Estados Unidos será menos dinámica respecto a la mexicana el próximo año, el sector empresarial exhortó al legislativo “agotar” todas las opciones para estimular y favorecer la inversión, el empleo y el poder adquisitivo, pues alerta que algunas modificaciones contraviene el pacto de no elevar impuestos.

Dentro del paquete presupuestal del 2017 “evitemos todo gravamen o medida que desacelera el crecimiento”, pugnó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), al explicar que la actual iniciativa modifica la mecánica de cálculo de la tasa de retención de ISR por pago de intereses. “Esto da como resultado un incremento en la tasa para quedar en 0.58% en lugar del 0.50% vigente; un incremento, de tal magnitud, que contraviene a lo establecido en el pacto de no establecer nuevos impuestos ni aumentar las tasas de los ya existentes”, apuntó.

En su mensaje semanal «La Voz CCE», el líder empresarial se pronunció porque el Congreso no avale cuatro acciones que serían contraproducentes para las empresas y la actividad económica: acreditamiento del IVA; retención de ISR por intereses; donativos de empresas filantrópicas y derechos en precios de transferencias.

El 20 de octubre próximo es el límite para que la Cámara de Diputados apruebe el dictamen inicial de la Ley de Ingresos para el 2017. Ante un escenario de desaceleración económica global y nacional, apelamos a la sensibilidad de los legisladores federales para que actúen en consecuencia, a favor del crecimiento, dijo.

También, abundó, incorporar la deducción al 100% de gastos pre operativos y de exploración del sector minero, acreditamiento del 10% de dividendos contra el ISR del ejercicio y actualización de las tarifas de ISR de personas físicas, para cumplir con los principios de progresividad y equidad, forman parte de un paquete que no afecte a la inversión ni el empleo.

“Con la última reforma fiscal ha sido muy gravoso para muchas empresas y está desincentivando la formalidad. Afecta por igual a los empleadores y a los trabajadores, y hay un punto fundamental en este sentido: necesitamos pagar las prestaciones laborales de nuestros trabajadores para que tengan un salario integral superior, de acuerdo a su propia productividad, y que el propio gobierno reconozca al menos las prestaciones de ley que necesitamos, y que nos obliga la ley a otorgarles”, cuestionó Castañón.

>Ver nota

free pokies