IMPULSAN AVANCE DE 5.5% DE INDICADOR GLOBAL

Ventas online y de autos, en ascenso

Las ventas al por menor crecieron 5.5% en febrero en su comparación anual y con cifras ajustadas por estacionalidad, 0.6 puntos porcentuales más que lo registrado en enero.

Karina Hernández Mundo

Las ventas al por menor crecieron 5.5% en febrero en su comparación anual y con cifras ajustadas por estacionalidad, 0.6 puntos porcentuales más que lo registrado en enero. Con esto, sigue la tendencia de aceleración del indicador que inició en diciembre del año pasado, informó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

“Los indicadores del consumo privado, casi dos terceras partes del PIB y la mitad de la demanda agregada muestran una recuperación acelerada en el primer trimestre del 2015. El indicador de ventas minoristas sorprendió al consenso, que esperaba un avance de 4.5%”, opinó José Isaac Velasco, analista de Grupo Financiero Ve por Más, en un reporte.

En su interior, las ventas minoristas exclusivamente a través de Internet, catálogos impresos, televisión y similares recuperaron su crecimiento, pues en febrero aumentaron 127%, contra 86.9% que se registró en enero.

Otro de los sectores que mostró una tendencia de aceleración fue las ventas en ropa, bisutería y accesorios de vestir, al crecer 12.4% en febrero. Cabe recordar que este sector registró decrecimientos de octubre a diciembre del 2014, iniciando su recuperación en enero de este año al crecer 8 por ciento.

Las ventas al por menor de artículos vinculados con el cuidado de la salud crecieron 6.9%, cuatro puntos porcentuales más que lo registrado en enero. Las ventas de automóviles y camionetas también mostraron una ligera aceleración, al crecer 14.5% en febrero contra el 14.3% del mes anterior. Por el contrario, algunos sectores que desaceleraron su crecimiento en febrero fueron el de abarrotes, alimentos y bebidas, pues sus ventas minoristas crecieron 3.4%, una marcada caída de 9.9 puntos porcentuales contra el crecimiento de 13.3% que este sector registró en enero. Además, es su crecimiento más bajo desde abril del 2013, cuando tuvo un decrecimiento de -5.0 por ciento.

Las ventas en tiendas en autoservicios también marcaron una tendencia de desaceleración, pues crecieron 5.9% en febrero, cuando en enero registraron un crecimiento de 6.2 por ciento. Respecto de las tiendas departamentales, también mostraron un comportamiento de desaceleración, pues aumentaron 4.8% en febrero, contra el crecimiento de 7.4% en enero.

Las ventas al por menor en calzado crecieron 6.7%, una caída de 3.5 puntos porcentuales respecto de 10.2% que crecieron en enero.

Para el analista de Ve por Más, otros factores que contribuirán a un mayor crecimiento en el consumo son la baja inflación (3.0% en la primera quincena de abril) y sólida creación de empleos formales.

“No obstante, algunos indicadores de servicios aún muestran debilidad, por lo cual el indicador de consumo privado que publica el Inegi, el más completo para el sector, podría seguir mostrando crecimientos moderados, de cerca de 3.0 por ciento. Para el 2015, (se espera que) el consumo de las familias se incremente en 2.9% después de haber crecido 2.0% en el 2014”, concluyó el analista.

Admite el CEESP

Se ve mejora en indicadores económicos

Crecimiento económico, empleo y bienestar de las familias podrían darse, como resultado de las reformas estructurales, a partir de la segunda mitad del presente año, en el que se alcanzaría 3% del PIB, consideró el sector privado.

Según las cifras más recientes, la evolución de las principales variables económicas del país muestra un mejor desempeño en los primeros meses de este año, en línea con la expectativa de que en el 2015 la economía podría reportar una tasa de crecimiento mayor a la del 2014, refirió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Destacó que este año será un periodo de adaptación a nuevas características económicas que prevalecerán en el futuro, como un mercado petrolero, en donde los precios se mantendrán en niveles cercanos a los actuales; el cambio en la estructura del comercio mundial ante una moderación en el ritmo de crecimiento de China y ajustes en tasas de interés que se prevén en el mediano plazo.

“Es factible que el crecimiento de la economía para este año supere ligeramente 3% (del PIB)”, aseguró el organismo. Explicó que en febrero la actividad económica tuvo una desaceleración; no obstante, las cifras disponibles son aún insuficientes para asegurar que la actividad productiva del país crecerá menos que en el 2014.

Según el CEESP, será el impulso que, se prevé, derive del dinamismo de la economía estadounidense a partir del segundo trimestre del año. (Lilia González)

 

 

 
Fuente: El Economista en línea, Principal, 27-04-2015

free pokies