Guerrero

Observamos con preocupación que siguen acumulándose hechos de violencia que ponen en riesgo la vida institucional de algunas regiones en el país, ante lo cual consideramos necesario que la Federación refuerce los esquemas de coordinación con estados y municipios para garantizar la seguridad y el Estado de Derecho.
Reprobamos todas las formas de violencia, independientemente de dónde procedan.
Si bien es justo el reclamo de la sociedad ante los graves hechos que se han suscitado en el estado de Guerrero, no debe ser motivo para que las demandas de la población se transformen en actos de vandalismo e irracionalidad.
Es fundamental que todos los mexicanos actuemos en el marco de las libertades que la Constitución nos confiere, pero respetando los límites que la propia ley establece.
El Gobierno Federal ha prometido que en el caso de los estudiantes asesinados y en el de los desaparecidos, no habrá impunidad. Confiamos en que la acción de la autoridad llegará al esclarecimiento de los hechos y al castigo de los responsables.
México tiene un amplio potencial de desarrollo con expectativas favorables para el crecimiento, la generación de empleos y el bienestar de la población. Sin embargo, la gran cuenta que todavía tenemos pendiente y que debemos resolver con prontitud para garantizar la seguridad de las familias y no entorpecer el desarrollo, es el alto índice de violencia y la actuación del crimen organizado.

> Descargar