Gasto público sin justificar creció 80% en siete años: CCE

La opacidad en los recursos públicos creció más de 80% en los últimos siete años, denunció Gutiérrez Candiani, quien destacó que de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación más de 56,000 millones de pesos terminaron en un “agujero negro” en el 2013

Lilia González

La opacidad en los recursos públicos creció más de 80% en los últimos siete años, denunció el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, quien destacó que de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación más de 56,000 millones de pesos terminaron en un “agujero negro” en el 2013.

El empresario dijo que el inminente sistema anticorrupción deberá ser el punto de inflexión para revertir la opacidad de los recursos públicos, de modo que una vez aprobada la ley deberán de expedir la legislación secundaria correspondiente. “Sobra decir que ésta debe honrar los principios y necesidades fundamentales de la reforma, sin subterfugios que la hagan nugatoria o superficial”.

En su mensaje semanal, el líder del CCE urgió abatir la opacidad y falta de control que se presenta a nivel local, ya que en lo que va del siglo “los estados y municipios han recibido más de 355,000 millones de dólares en recursos federales, y un gran porcentaje de éstos, del enorme excedente petrolero en los años de altos precios, se ha esfumado entre el dispendio, opacidad y mala administración”.

Gerardo Gutiérrez lamentó que, con un muy amplio espacio para la discrecionalidad y la impunidad de funcionarios, mandatarios y estructuras caciquiles, se manejen los presupuestos públicos con un claro enfoque patrimonialista.

Ante este panorama, los empresarios se pronunciaron por pasar de los escándalos a la investigación a fondo y la sanción de los responsables, administrativa o penal.

El CCE confió en que el fortalecimiento de las facultades de la Auditoría Superior de la Federación dará resultados significativos y prontos, dando pie a consecuencias efectivas para los actos de corrupción.

“Ya no podemos permitir que, cada año, la Auditoría presente sus resultados, dando cuenta de graves irregularidades, opacidad, desvíos y posibles fraudes sin que haya las investigaciones o las correcciones necesarias; ya no digamos sanciones”, exclamó Gutiérrez Candiani.

Refirió que la Auditoría Superior -de forma conservadora- documentó que en una década se perdieron más de 86,000 millones de dólares por desvíos, subejercicios, despilfarros o pagos indebidos.

El presidente del CCE consideró: “Las consecuencias son incalculables, y afectan en los renglones más sensibles para la población. En materia de seguridad pública, el gasto de los estados creció casi 100% en una década, pero en el mismo lapso se duplicaron los delitos del fuero común. Por eso es inaceptable el rechazo a principios básicos de la reforma, a nombre de un federalismo mal entendido”.

 

 

Fuente: El Economista en línea, Empresas, 03-03-2015

free pokies