FRENTE COMÚN POR LA EDUCACIÓN

document

Convocamos a defender la educación pública, gratuita, laica, de calidad y a acompañar a los oaxaqueños en el reto de ofrecer un mejor futuro para los niños y jóvenes.

Las organizaciones de la sociedad civil que suscribimos este desplegado manifestamos nuestro apoyo a la decisión del Gobierno de Oaxaca, y al Gobierno Federal por su respaldo, de desaparecer al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) a fin de crear un nuevo órgano rector, libre de manipulación y coacciones de grupos y capaz de llevar adelante la Reforma Educativa que urge iniciar en la entidad.

Es un paso fundamental, para rescatar la educación pública de calidad y para que los maestros que quieren y merecen oportunidades puedan progresar con base en sus méritos y desarrollo profesional. Deberá ser precedente para otras entidades con circunstancias educativas similares a las de Oaxaca.

Al Gobierno del Estado y a las autoridades federales les pedimos firmeza para sostener esta decisión y total apego al Estado de derecho en este proceso, sobre todo para asegurar el cumplimiento de la reforma constitucional. Estamos convencidos de que los protagonistas de este cambio deben ser los padres de familia, los maestros y la sociedad oaxaqueña.

El llamado al Estado mexicano es a cerrar filas por los niños de Oaxaca, con base en los siguientes principios:

  1. Asegurar el acceso a una educación pública gratuita y de calidad para todos.
  2. Aplicar de manera puntual y sin excepciones la Reforma Educativa y armonizar la ley estatal de educación con la federal.
  3. Asegurar la rectoría estatal en el nuevo instituto educativo, que quede bajo la gestión de profesionales. Blindarlo de intereses políticos y gremiales.
  4. Revalorizar la figura del maestro, con oportunidades y desarrollo a través de la formación continua y el mérito en las aulas.
  5. Cumplir el ciclo escolar y el calendario de evaluaciones docentes.
  6. Levantar el censo de maestros, alumnos y escuelas en el Estado de Oaxaca, para que los cambios estén estructurados y se realicen donde más se necesitan.
  7. Fomentar una mayor participación de los padres de familia en la educación, para potencializar capacidades.
  8. Establecer como prioridad estratégica nacional el abatimiento de las brechas regionales en materia de educación y desarrollo económico y social, como las que afectan a varias zonas del país, y en particular en el Sur-Sureste.
  9. Apoyar de manera prioritaria en el esfuerzo educativo a la población en pobreza y marginación. Ahí radica uno de los mayores retos de la Reforma Educativa.
  10. Privilegiar el diálogo y rechazar la violencia.

Sumemos esfuerzos para que la Reforma Educativa en Oaxaca se implemente de manera ordenada y en un clima de paz social. Es una batalla en favor de los niños y jóvenes de México que no podemos perder.

 

desplegado