Fideicomiso Fuerza México

El sector privado anunció el Fideicomiso Fuerza México con medidas de transparencia y coordinación para colaborar con la reconstrucción en los estados afectados
● El objetivo del fideicomiso es agrupar y canalizar el apoyo de empresas y particulares, hacia la reconstrucción de las regiones y comunidades más dañadas
● Para asegurar el correcto uso de los recursos, se conformó un Comité Técnico, que asegurará el destino adecuado, eficiente y transparente.

Ciudad de México a 27 de septiembre de 2017.- El día de hoy, el Consejo Coordinador Empresarial brindó detalles sobre la creación del Fideicomiso privado Fuerza México, que tendrá como objetivo la reconstrucción en los estados afectados por los sismos de septiembre. El fideicomiso privado estará orientado a administrar y operar los recursos y las donaciones realizadas por organizaciones empresariales, empresas y particulares para colaborar en la reconstrucción.
El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, aseguró que el fideicomiso será un ejemplo para la coordinación del esfuerzo del sector privado en apoyo a la población. Además, recalcó que los fondos serán manejados con la mayor transparencia, responsabilidad y efectividad, siguiendo lineamientos internacionales y con el riguroso escrutinio de la sociedad. Afirmó que sólo así se puede corresponder a la confianza de la ciudadanía.
Por esta razón, se creó un Comité Técnico conformado por representantes de organizaciones empresariales y miembros de organismos de la sociedad civil especializados en la transparencia y lucha contra la corrupción. Adicionalmente, se conformarán subcomités de asesoramiento especializado en las diversas áreas que deben involucrarse en la reconstrucción.
En este punto recalcó la garantía y seguridad que da el contar con un comité donde participan el propio Juan Pablo Castañón Castañón; Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales; Alejandro Ramírez, presidente del Conejo Mexicano de Negocios; Marcos Martínez García, presidente de la Asociación de Bancos de México; Vicente Yañez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales; José Méndez Fabre, presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles; Frédéric García, presidente del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales; Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción; Federico López, presidente del Consejo de la Comunicación; Edna Jaime presidenta de México Evalúa; Federico Reyes Heroles, presidente de Impunidad Cero; Antonio del Valle, presidente de Bx+; Carlos Danel Cendoya, presidente de Compartamos.
Recalcó también que se hará un trabajo conjunto para potenciar el esfuerzo con las fundaciones privadas; y que el sector empresarial participará en la mesa de coordinación convocada por el Presidente de la República para los trabajos de reconstrucción.
Castañón también puso énfasis en que el fideicomiso es resultado de la solidaridad de las empresas, pero también de los ciudadanos particulares.
El Fideicomiso tiene algunas características muy concretas que traerán beneficios para el trabajo de reconstrucción.
1. Atender una causa específica: El objeto del Fideicomiso será la reconstrucción. La experiencia, conocimientos y valor agregado de los expertos estará concentrada en este fin, permitiéndole mayor especialización. De esta manera, se garantizará que aquellas personas e instituciones que quieran participar en las tareas de reconstrucción, pero no tengan los medios para hacerlo, encuentren un canal concreto y confiable.

2. Potenciar la coordinación y evitar duplicidades. Al coordinar en una sola instancia los apoyos del sector privado, se va a apoyar de manera estratégica y evitar redundancias en la reconstrucción. La coordinación con el sector público evitará que las mismas necesidades se atiendan dos veces, o que queden áreas descuidadas.
3. Priorizar los proyectos. El esfuerzo de este fideicomiso permitirá atender las áreas que más lo necesiten, y aquellos que tengan un mayor poder de multiplicación y mejora de la calidad de vida de las personas.
4. Captar fondos internacionales. La vigilancia del sector privado permitirá captar más recursos de donadores privados de otros países, que ya han ofrecido su ayuda para este fin en particular.
5. Permitir economías de escala. Con mayores recursos y mejor coordinación se pueden ampliar los beneficios de los esfuerzos de reconstrucción, al aplicar compras consolidadas o economías de escala.
6. Ser ejemplo de transparencia: La operación del fideicomiso estará supervisada de acuerdo con reglas internacionales que permitan que sea un ejemplo de rendición de cuentas y transparencia.
7. Hacer un programa de recuperación económica para las micro y pequeñas empresas de las regiones.
En la última semana, el Consejo Coordinador Empresarial instaló una mesa de coordinación de apoyos por parte de las empresas, para atender la situación de emergencia, en la cual colaboraron más de 19 organizaciones empresariales, más de 150 empresas y cientos de voluntarios y ciudadanos.

Según cifras preliminares de los organismos y aliados, y sus empresas socias, hasta el momento se han canalizado:
● Más de 90 mil herramientas y material de construcción
○ Más de 60,000 Herramientas especializadas para rescate y remoción de escombro
○ Más de 100,000 Cubre bocas para construcción
○ Más de 2,100 palas

● + de 20,367 materiales de salud
○ Más de 10,000 guantes quirúrgicos
○ Más de 500 cajas de medicamento
○ Montaje de 3 Clínicas equipadas para atención a damnificados

● Más de 400 toneladas de víveres
○ Más de 300 toneladas de camiones con botellas de agua
○ Más de 150,000 litros de agua
○ Más de 200 casas de campaña
○ 1 millón de porciones individuales de alimento
○ 1 millón de litros de leche
○ 134 toneladas de comida

● Más de 1,300 Camiones y tráilers para transportar personal y víveres
○ Más de 100 voluntarios asistiendo a través de la ciudad
○ Más de 1700 Equipos de comunicación para brigadistas, centros de acopio y hospitales
○ Más de 10 aviones y helicópteros para transporte

El apoyo de las empresas continúa fluyendo, y seguirá ayudando a los mexicanos más afectados.