Empresarios llaman a los candidatos a definir con claridad sus posiciones sobre la agenda comercial internacional en el país

Empresarios llaman a los candidatos a definir con claridad sus posiciones sobre la agenda comercial internacional en el país

  • Cuando las voces proteccionistas se alzan en el mundo, el sector privado defiende la integración económica como motor del empleo y creador de oportunidades para todos.
  • El Presidente del CCE, afirmó que la apertura económica se ha traducido en bienestar para los mexicanos.

De cara al próximo debate presidencial que se celebrará el domingo 20 de mayo, los empresarios mexicanos agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial llamamos a los candidatos a definir con claridad sus posiciones sobre la agenda comercial internacional del país y el rumbo de nuestra política exterior. En un momento en que las voces proteccionistas se alzan en el mundo, en el sector privado reafirmamos nuestra convicción de que la integración económica y el libre mercado son motores del desarrollo y el empleo, que generan oportunidades para todos.

En los próximos meses, los mexicanos decidirán qué tipo de país queremos construir para el futuro. Y para hacerlo con información completa es necesario saber si los candidatos están a favor de la apertura comercial o abogan por la sustitución de importaciones; si apostarán por aprovechar las ventajas comparativas del país o se privilegiará la autosuficiencia en los mercados en una visión cerrada de la economía; si se fomentará la competencia para todos o se volverá a las prácticas que privilegian a unos cuantos; si coinciden con aprovechar los encadenamientos productivos globales para fortalecer también el mercado interno o caminamos aislados.

En materia económica, el sector privado está convencido de que México debe profundizar la apertura y la integración con otras naciones para elevar el bienestar de la sociedad. Es profundizando y expandiendo el comercio que llegarán más beneficios a todos los mexicanos. La liberalización iniciada hace unos años ha demostrado ser positiva para la mayor parte de los mexicanos. Hoy, el comercio exterior representa alrededor de 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); las exportaciones mexicanas se han multiplicado más de seis veces, y el sector exportador ha registrado un crecimiento mayor al de la economía. Esto ha traído también beneficios para los consumidores nacionales, quienes se benefician de una mayor variedad de bienes y servicios de calidad y a precios competitivos.

El comercio exterior ha generado más empleos y mejor remunerados. Más de uno de cada cinco puestos de trabajo en el país está vinculado al comercio internacional y, por ejemplo, en las manufacturas de exportación los salarios son en promedio 37% más altos. “La apertura económica se ha traducido en bienestar para los mexicanos: en los cinco estados que más exportan, la población en situación de pobreza se redujo casi 20% en los últimos seis años; mientras que, en las cinco entidades que menos exportan, el número de pobres creció 5%.  Es fundamental llevar más empleo e inversión al sur-sureste del país, y hacerlo a través de la apertura. El mundo no necesita más voces que llamen al aislamiento y la división”, afirmó Juan Pablo Castañón Castañón, Presidente del CCE.

En los próximos años, México debe aprovechar la oportunidad de seguir expandiendo y diversificando sus mercados. Por eso, los empresarios celebramos el reciente ingreso de México al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), así como la conclusión de las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio Unión Europea – México (TLCUEM). Ambos acuerdos permitirán que México tenga un acceso en condiciones preferenciales a algunos de los mercados más importantes del mundo. A su vez, reiteramos la importancia de continuar con los trabajos en acuerdos como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y mecanismos como la Alianza del Pacífico, los cuales ayudarán a consolidar el papel de México como un país abierto y moderno, con un liderazgo sólido en la esfera internacional.

En este segundo debate presidencial, los mexicanos debemos estar atentos al nivel de conocimiento de los candidatos en relación a los beneficios del mercado internacional y cuál es la manera en la que piensan aprovechar las capacidades de nuestro país en este ámbito.

+++++++++++