El turismo en México


   

 

Lunes, 27 de marzo de 2017

El turismo es un motor del crecimiento económico en México. Por su nivel de inversión y contribución al desarrollo es también uno de los que tiene mayor potencial. El sector contribuye directamente con el 9% del PIB nacional; los más de 35 millones de turistas que llegan anualmente al país representan nuestra tercera fuente de divisas. Hoy, nos hemos consolidado como uno de los destinos más visitados del mundo.

En los últimos cuatro años, hemos logrado mejorar en los principales indicadores de la industria, pero podemos y debemos ir aún más lejos. El turismo aún enfrenta grandes áreas de oportunidad. Por un lado, tenemos que aprovechar el potencial del turismo internacional y nacional, incrementando el número de visitantes de otros países. Y por otro lado, tenemos que promover que los beneficios del turismo se extiendan a lo largo y ancho del país, y no solo  se concentren en unos cuantos puntos turísticos.

Nuestro país destaca por su belleza natural y riqueza cultural. Y tenemos que convertir esas ventajas en un activo para el desarrollo. Sobre la base de la competitividad, la calidad y la sustentabilidad, a través de Visión México, estamos proponiendo una agenda de reformas y medidas para fortalecer al sector turístico; para que el turismo crezca en el país; genere más y mejores empleos para los mexicanos, y contribuya al desarrollo social en las distintas comunidades donde está.

En el Consejo Coordinador Empresarial estamos convencidos de la necesidad de superar el modelo de sol y playa. En México, tenemos el potencial de generar un nuevo modelo turístico adaptado a la demanda mundial que favorezca el contacto con la naturaleza y la difusión de nuestra propia cultura; sólo así podremos reactivar el mercado interno y distribuir de mejor manera los beneficios del sector.

En este sentido, es importante tomar en cuenta el estudio de factibilidad y potencial que hizo la OCDE sobre el turismo en México, y significa que multipliquemos y fortalezcamos las cadenas de valor en el sector turístico; es decir: más servicios encadenados para que el turista que llega a hospedarse en un hotel en un punto turístico, tenga servicios encadenados de alimentación, transportación,  paseos, de tal forma que se incremente el número de servicios, y evidentemente los gastos que hace el turista en los puntos de destino.

Además, estamos seguros de que una industria hotelera competitiva y capaz de afrontar los retos del sector necesita una conectividad de primer nivel, de esto mismo nos habla la OCDE. Sólo con carreteras seguras e infraestructura de comunicaciones y transporte de calidad podremos atraer al turismo de mercados emergentes como Japón, China y Corea del Sur. De la misma forma, necesitamos una mayor competencia en el mercado aéreo. Más libertades en el aire se traducen en una mayor conectividad de los mercados y mayores ingresos por visitantes internacionales.

Tenemos que aprovechar los nuevos modelos de promoción turística y comunicación basados en nuevas tecnologías para dar a conocer los atractivos de nuestro país. Sólo una política de promoción agresiva nos puede dar a conocer en el mundo. Recordemos el Monday Night de la NFL en la Ciudad de México o el Abierto de Tenis de Acapulco, o los torneos internacionales de golf, o la Formula 1 en la Ciudad de México, eventos cuyo éxito, difusión y derrama económica nos posicionan como un país líder en organización de eventos deportivos de calidad internacional.

México tiene toda la capacidad de competir con los mejores destinos turísticos del mundo. Y para tener éxito necesitamos promover la adopción de estándares de turismo responsable y sustentable en el país mediante distintos incentivos y capacitación bajo estándares internacionales. El turismo en México se encuentra en un gran momento para proteger el medio ambiente mientras se diversifica su oferta. Ésta es una de las mayores áreas de oportunidad para impulsar a las pequeñas y medianas empresas turísticas, proveedoras de insumos para la industria y la fuente de empleos más importante en el sector.

Desde el sector empresarial, creemos que es momento de dar un giro a nuestra política turística. Nuestro país nos extiende oportunidades para potencializar nuestra oferta al mundo: la belleza de nuestro territorio, nuestra riqueza histórica, nuestra producción cultural y hasta el tipo de cambio nos permiten diseñar nuevas estrategias y nos invitan a unirnos al esfuerzo de todos, sociedad, gobierno y empresarios. Trabajadores y empresarios unidos para demostrar este espíritu mexicano abierto al visitante. Tenemos el viento a nuestro favor, debemos aprovechar el impulso y capitalizarlo en favor del bienestar de los mexicanos. Por eso hoy que inicia el Tianguis Turístico, nuestros mejores deseos para su éxito y para que el futuro del turismo se asiente en todos los destinos, de mar, de tierra, de montaña, donde existen los servicios turísticos y las instalaciones de los mexicanos, y donde el calor de nuestra hospitalidad, será un servicio de atractividad para quienes nos visitan, o para a quienes visitamos en nuestros polos turísticos de país.