El sector privado respalda la aprobación en Cámara de Diputados de la Ley de Seguridad Interior y exige que también se fortalezca a las fuerzas civiles del orden

Ciudad de México, 1ro de diciembre de 2017

 

El sector privado respalda la aprobación en Cámara de Diputados de la Ley de Seguridad Interior y exige que también se fortalezca a las fuerzas civiles del orden.

  • Reconocemos que la Cámara de Diputados haya dado este primer paso en torno a la seguridad.
  • Esperamos que los legisladores logren también las reformas pendientes para establecer un pleno Estado de derecho y permitir un mayor crecimiento económico.

El día de ayer se aprobó en la Cámara de Diputados la Ley de Seguridad Interior que dota de certidumbre jurídica a la participación de las Fuerzas Armadas en materia de combate a la inseguridad. El sector empresarial reconoce la voluntad mostrada por los diputados para aprobar esta iniciativa de suma relevancia para el país.

La participación del ejército y la armada de México en tareas de seguridad ajenas a la defensa nacional no deben ser normalizadas, sino eficazmente reguladas. Esta ley nos permitirá avanzar en ese sentido, protegiendo los derechos de los ciudadanos y también los de las fuerzas del orden. Esta legislación establecerá los supuestos y condiciones necesarias para que los militares puedan participar en el combate al narcotráfico y a la inseguridad.

Los empresarios sabemos que éste es un paso importante para garantizar la tranquilidad y seguridad de los mexicanos. Igualmente, hacemos un respetuoso exhorto al Senado para que apruebe sin dilación esta reforma fundamental para el país, en el actual periodo ordinario de sesiones.

México necesita continuar fortaleciendo el Estado de derecho porque ésa es una condición indispensable para alcanzar el desarrollo. No puede haber un crecimiento económico sostenido y más acelerado si no hay certidumbre jurídica y seguridad pública en el país. Por eso, convocamos a los actores políticos y la sociedad en su conjunto a continuar los esfuerzos de diálogo para perfilar próximamente un modelo de policía coordinado y eficaz, así como a realizar los ajustes que requiera el nuevo sistema penal acusatorio para propiciar un marco de combate integral a la inseguridad, ya que es ésta una de las demandas principales de los mexicanos.

Un combate eficaz a la inseguridad nos permitirá avanzar hacia una economía más próspera y un país más equitativo para todos.

+++++++++++