El sector privado oferta energía limpia 31% por debajo del precio máximo subastado por la CFE

pdf64

Ciudad de México, 30 de marzo de 2016.- Con los resultados de la primera subasta de largo plazo del mercado eléctrico en México se confirma la competitividad de las energías renovables en México, fijando precios que están entre los más bajos del mundo, con un promedio de 47.78 dólares dólares por megawatt-hora (MWh).

El proceso, concluido con la subasta llevada a cabo ayer, fue exitoso porque se asignó más del 85% de la energía y de los Certificados de Energía Limpia (CELs) subastados, a un precio promedio 31% inferior al máximo requerido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE). A la par, se corroboró que la apertura a la iniciativa privada en el sector eléctrico nacional fue una decisión acertada.

Hubo un gran interés del sector privado, ya que el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) recibió 227 ofertas económicas de 69 empresas participantes, de las que salieron las 18 ganadoras, provenientes de 11 empresas.

Con tal balance final, se estima que se detonarán inversiones por más de 2 mil 100 millones de dólares en los próximos dos años.

Así, se abre una nueva era en el sector eléctrico mexicano, sobre los ejes de la competencia que faculta la apertura del mercado y el impulso de las fuentes de energía limpia que coadyuvará en la prioridad estratégica de asegurar un suministro eléctrico sustentable y a precios competitivos.

A través de este ejercicio, la CFE subastó a los mejores postores la compra de tres productos: 500 megawatts (MW) de potencia, 6.3 millones de MWh de energía y 6.3 millones de certificados de energías limpias (CELs), también equivalentes a 6.3 millones de MWh generados con energías no fósiles, como eólica, solar, hidráulica y geotérmica, entre otras.

Se asignaron 85.8% de la energía y 85.4% de los certificados requeridos por la CFE, lo que implica 5.4 millones de MWh y sus certificados de energía limpia asociados. Desde la primera ronda de la subasta, los precios ganadores estuvieron 31.1% por debajo del precio tope establecido por la CFE, lo que garantizó el éxito del proceso, así como las ventajas de la competencia y la apertura al sector privado.

Las ofertas ganadoras tuvieron un precio promedio de 47.78 dólares. Además, la oferta más baja, de 35.50 dólares por MWh y CELs, se situó entre los precios más bajos vistos en el mundo para proyectos de energía solar.

Esta primera subasta arroja beneficios puntuales para el país, que gana con inversiones y un mayor porcentaje de energía limpia a precios competitivos.

free pokies