El sector está bien capitalizado: ABM

Destacó que el ICAP de la banca se ubica en 15.4%, nivel superior a los lineamientos de Basilea III de 10.5%

Claudia Castro

CIUDAD DE MÉXICO.- Los usuarios de los servicios financieros pueden tener “plena certeza y confianza” de que la banca en México se encuentra bien capitalizada, operando con normalidad y lista para seguir colaborando en el financiamiento de los proyectos de las personas, familias y empresas, consideró la Asociación de Bancos de México (ABM).

A pesar de que uno de los bancos de nueva generación, creado hace dos años, Banco Bicentenario iniciara un proceso de resolución ante problemas de capital, el gremio destacó que la solidez y fortaleza del sistema bancario mexicano se encuentra entre las más elevadas a escala global.

A través de un comunicado la ABM detalló que el Índice de Capitalización de la banca se ubica por arriba de los estándares definidos por la regulación internacional Basilea III.

Al cierre de mayo de 2014 se ubicó en 15.44 por ciento, muy por encima del mínimo regulatorio de 10.5 por ciento.

En relación con el anuncio efectuado por las autoridades financieras, sobre la revocación de autorización para operar de Banco Bicentenario, la ABM resaltó que desde hace varios años la banca ha trabajado estrechamente con las autoridades para establecer y actualizar un esquema de alertas tempranas que permite estar atentos y vigilantes de la protección del ahorro del público y de la solidez del sistema financiero mexicano.

Agregó que el IPAB, órgano del Estado mexicano que tiene por mandato garantizar los ahorros de los usuarios de la banca, cuenta con un fondo que se constituye con las cuotas que aportan las instituciones de banca múltiple autorizadas para operar, con lo que se brinda la certeza a los depositantes.

Mayor certidumbre

Además destacó que la Reforma Financiera establece una serie de medidas orientadas a fortalecer el marco prudencial, así como a proveer a las autoridades de las herramientas adecuadas para la regulación y el control oportuno del sistema financiero, incluyendo la liquidación de instituciones.

El organismo detalló que en el marco de esta reforma, se elevaron a rango de ley las normas para la conformación y calidad del capital que, antes de ésta, estaban contenidas en regulaciones administrativas.

Con las modificaciones a la Ley de Instituciones de Crédito, en su Artículo 50 y el Articulo 96 BIS 1 se establecen todas estas disposiciones de capital conforme a los estándares de Basilea III con el propósito de tener una banca más sana.

Es decir, con la Reforma Financiera estos requerimientos fueron elevados a rango de Ley, lo que implica dotar de mayor certeza a las instituciones de crédito, a las autoridades, a los accionistas de los bancos y a todas aquellas personas que deciden financiarse o invertir en los bancos.

“Estas medidas precisamente permiten hacer frente a episodios como éste, lo que da la certidumbre a la sociedad de que hay procesos que permiten a la autoridad atender este tipo de contingencias”, precisó la ABM.

 

Fuente: Excélsior en línea, Dinero, 24-07-2014