El presupuesto Base Cero no subsanará caída del crudo: IP

Juan Garcíaheredia

Ciudad de México.- Los ingresos previstos en la iniciativa de «Presupuesto Base Cero» para 2016, enviada hace días a la Cámara de Diputados por el Gobierno federal, serían insuficientes para subsanar los bajos ingresos petroleros, alertaron economistas al destacar que solo a través de la revisión del gasto público podrían compensarse los faltantes.

«Es importante señalar que para el cálculo de las finanzas públicas del 2016 se utilizó una estimación puntual de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.8 por ciento, dentro del rango de 3.3- 4.3 por ciento propuesto en el marco macroeconómico, así como de un precio de 55 dólares por barril de crudo de exportación», explicó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).»Es evidente -indicó el organismo- que en este contexto la evolución de los ingresos totales no será suficiente para compensar los efectos que se prevén por concepto de los bajos ingresos petroleros y de la necesidad de reducir el endeudamiento del sector público, por lo que será a través de la revisión del gasto público como se podría compensar los faltantes».

«La responsabilidad de una revisión de todos aquellos programas que no reflejen una probada rentabilidad social y económica es fundamental si lo que se quiere es lograr un presupuesto base cero», destacó.

«El despilfarro de recursos es tal que la asignación del gasto no se refleja ni en un estímulo para la actividad productiva del país, ni en un entorno que permita a las personas y empresas desarrollarse de la mejor manera», advirtió la agrupación.

Hablando de la iniciativa para el «Presupuesto Base Cero», la información del CEESP subraya que, por el lado de los ingresos, las autoridades anticipan que en 2016 estos serán 88 mil 686.4 millones de pesos (mp) inferiores a lo previsto en la Ley de Ingresos Federales 2015, principalmente por la baja de 287 mil 326.5 mp en los ingresos petroleros como consecuencia del efecto proveniente de la disminución en los precios internacionales del crudo.

En el caso de los ingresos no petroleros, el organismo espera un aumento de 198 mil 640.1 mp, en especial por el alza de los ingresos tributarios, con lo que llegarían a representar 11.5 por ciento del PIB, el porcentaje históricamente más alto.

Refiere que al ajustar las cifras del 2015 con el nuevo marco macroeconómico que considera un precio del barril de crudo de 50 dólares y un crecimiento puntual del PIB de 3.2 por ciento, que es el nivel más bajo del rango previsto por las autoridades hacendarias y utilizado para la estimación de las finanzas públicas, se observa que para el 2016 los ingresos presupuestales tendrían un incremento de 45 mil 581.8 mp.

Sin embargo, resalta que la falta de información puntual sobre el comportamiento de los diferentes rubros de ingresos, lleva al organismo a inferir que el aumento en los recursos del sector público será más por la ganancia proveniente del diferencial de precios de importación del combustible, que por otros impuestos como ISR e IVA, sobre todo cuando el mercado interno se mantiene débil y la inversión pública no da señales de incidir positivamente en el crecimiento económico.

 

El CEESP insistió en que la revisión del gasto programable, donde se centrará el trabajo de identificar todos aquellos programas que sean lo suficientemente eficientes para contribuir al crecimiento del país y bienestar de la población, deberá hacerse con tal meticulosidad que redunde en la posibilidad de lograr una disminución del déficit y de los niveles de deuda en el mediano y largo plazos.

 

 

 

 

Fuente: El Sol de México en línea, Finanzas, 13-04-2015

free pokies