El factor que impide a las empresas seguir invirtiendo y crear empleos

Karla Ponce

CIUDAD DE MÉXICO.- El costo de la inseguridad y el delito en las unidades económicas que operan en el país, el cual ascendió a 138,900 millones de pesos en 2015, limita las inversiones y la generación de empleos aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

“Se trata de un costo que podría destinarse al emprendimiento de más proyectos productivos para detonar la generación de empleos, pero en lugar de eso representa pérdidas económicas para las empresas que son víctimas de la violencia así como gasto en medidas de protección”.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 52.8% del costo total de la inseguridad y el delito en las empresas en 2015, es decir, 73,300 millones de pesos, se destinó a medidas de protección contra la delincuencia.

Costos

Los resultados indican que 30% de ese capital se utilizó para cambiar o colocar cerraduras, 14% a la instalación de alarmas o videocámaras de vigilancia, 12% al cambio de puertas y ventanas, 11% a la colocación de rejas o bardas, 6% a la contratación seguros y 3%a la instalación de sistemas de protección contra ataques cibernéticos.

Además, la medición indica que a nivel nacional, como consecuencia de haber sido víctimas de algún delito o para prevenir ser víctima, 18.6% de las empresas redujeron sus horarios de producción o comercialización, 14%  cancelaron inversiones en tanto que 7.5% dejó de comercializar o hacer negocios.

Necesitamos que las autoridades garanticen la seguridad que los empresarios necesitamos para concentrarnos en lo que sabemos hacer que son negocios, los cuales se traducirán en empleos”, comentó el entrevistado.

Enemigo silencioso

La extorsión se ha convertido en un problema que lacera las actividades económicas del país de forma silenciosa debido a que la mayor parte de los empresarios afectados no se atreve a denunciar por miedo a represalias indicó el presidente de la cúpula empresarial.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas, la extorsión, superó al robo hormiga como el segundo delito con mayor incidencia entre las unidades económicas, con operaciones en el país, en 2015, al presentar un incremento de 34.3% con respecto al nivel registrado durante 2013.

Los resultados refieren que en 88% de los casos, la extorsión fue vía telefónica, en tanto que en 9.1% de los casos fue en el establecimiento o cobro de piso. Además en 5.9% de los casos la victima entregó lo solicitado a los delincuentes.

La extorsión es un problema que tenemos concentrado en algunas regiones del país en donde las bandas de delincuentes están abusando principalmente del pequeño y mediano empresario…Este delito afecta principalmente a las unidades económicas de entidades como Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, Michoacán y Oaxaca”, explicó Juan Pablo Castañón.

El dirigente de los empresarios demandó a las autoridades federales y estatales a vigilar sobre todo los penales debido a que en ellos siguen operando “muchas bandas de extorsionadores”. De acuerdo con el líder empresarial “si los delincuentes son resguardados por las instituciones estás deben ser lo suficientemente fuertes para contener sus acciones”.

 

http://www.dineroenimagen.com/2016-11-30/80837

free pokies