El diálogo abierto y respetuoso es la única vía para unir a México

Ciudad de México, 10 de abril de 2020.- Durante los últimos días, han circulado un audio y un video atribuidos a Morena cuestionando y descalificando las propuestas que hicimos para proteger el empleo y los salarios de los trabajadores y sus familias, preparar la recuperación económica y asegurar la continuidad de los programas sociales del gobierno federal.

Nos sorprende pues la propuesta que hace unos días presentaron los legisladores del propio Morena tiene muchas similitudes con la nuestra, empezando por la relevancia de mantener los programas sociales.

La crisis que vivimos es la más grave en la historia reciente de nuestro país. Están en riesgo el sustento de millones de mexicanos y sus familias, y la sobrevivencia de centenares de miles de micro, pequeñas y medianas empresas que generan los ingresos de todas esas familias.

Estamos convencidos de que, en estos momentos tan difíciles, sólo el diálogo abierto y el respeto a las posturas distintas permitirán alcanzar acuerdos concretos para que México supere esta crisis.

Ni la división, ni la descalificación infundada, ni la confrontación ayudan en un momento tan delicado para nuestro país. La única manera de ayudar a los más desprotegidos es uniéndonos todos los sectores de la sociedad para encontrar soluciones acordes a la magnitud de nuestros problemas.

El futuro del país está en juego. Estamos seguros de que todos tenemos el mismo objetivo: ayudar a quienes hoy están más vulnerables. Necesitamos claridad de mente para juntos definir cómo.

No debemos caer en falsos dilemas. La prioridad, por supuesto, son las familias más pobres. Pero sólo les garantizaremos una vida digna si ayudamos a que las MiPyMEs mantengan sus empleos.

Son las empresas, de todos los tamaños, las que emplean a la gran mayoría de los mexicanos. Son los impuestos que pagan las empresas los que generan los recursos para la operación del gobierno. Son estos recursos los que permiten financiar los importantes programas sociales.

Los tiempos que vivimos son una prueba para todos. Es crucial que arranquemos el gran acuerdo nacional que venimos proponiendo para que, escuchándonos sin prejuicios, impulsemos a México a sortear esta crisis. Es tiempo de hacernos responsables.

–oo–