El CCE urge a las autoridades locales y federales a resolver el bloqueo a las vías férreas en el estado de Michoacán

  • Los costos multimillonarios del cierre de las vías, afectan industrias clave para la economía de este país y el bienestar de los mexicanos.

Desde el Consejo Coordinador Empresarial llamamos a las autoridades locales y federales a encontrar una solución urgente al bloqueo que mantiene la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) desde el 14 de enero en las vías férreas en Michoacán. Hasta el pasado viernes, más de 180 trenes no habían logrado pasar, afectando a 8 mil 600 contenedores y más de 1.750 millones de toneladas en insumos y productos.

El Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, afirmó que “no podemos permitir que medios estratégicos, como las vías de comunicación ferroviarias, sean sujetas a extorsiones políticas por parte de grupos minoritarios. Es necesario reestablecer el Estado de Derecho, preservando el orden público ante las manifestaciones magisteriales. Atropellar los derechos de los demás, es injustificable, y no tiene cabida en una nación donde se cumple y respeta la ley”.

El desorden en el estado de Michoacán es muy grave. De acuerdo con la CONCAMIN, las demoras están causando pérdidas que ascienden a mil millones de pesos diarios, sin contar los daños colaterales. Así, este daño no sólo impacta a las grandes empresas, sino que afecta a todos los empresarios que participan en la cadena de suministro que atraviesa por esas vías férreas. Por ejemplo, el caso de la industria automotriz, la segunda industria manufacturera; que genera una derrama económica en 259 actividades relacionadas, y representa 22% del total de empleos de la industria manufacturera.

Las afectaciones a la economía de las empresas que participan en cadenas de valor, a los productores nacionales e internacionales, las posibles afectaciones por desabasto a los consumidores y, especialmente, el impacto en el ingreso de las familias mexicanas y la potencial afectación a los alumnos de la zona, son preocupantes.

Si somos capaces de construir instituciones más fuertes, podremos generar mejores condiciones para que las empresas y los trabajadores podamos producir más y generar mayor bienestar. Hoy, nuestra sociedad tiene que asumir que sólo un México de leyes puede ser un México más próspero y justo. Por eso, tenemos que exigir que se fortalezca el Estado de derecho y se construya una cultura de legalidad que nos permita recuperar la confianza en nuestra sociedad.

+++++++++++