Educación

El Consejo Coordinador Empresarial expresa su profunda preocupación ante el hecho de que la Cámara de Diputados haya dejado sin aprobar la nueva Ley del Servicio Profesional Docente, que es uno de los componentes esenciales de la reforma educativa integral que urge en México.

Es inaceptable que los legisladores cedan a chantajes y a las acciones violentas de una parte del magisterio, dejando en suspenso la posibilidad de aprobar esta norma que es fundamental para mejorar la calidad de la educación en el país.

Consideramos que retroceder ante las amenazas de estos grupos que rechazan los principios de la democracia y que incumplen con sus obligaciones más básicas frente a los niños y jóvenes de México, puede representar una pésima señal, sentando un mal precedente de que la violencia y el chantaje son redituables y que cualquier organización o grupo puede salir violentamente a tomar oficinas y a bloquear las calles para detener las grandes transformaciones que México demanda.

Exhortamos a los integrantes del Congreso de la Unión a no desistir frente a la necesidad de completar plenamente el proceso legislativo de la reforma educativa durante el Período Extraordinario de Sesiones en ambas cámaras, tal como se planteó en la convocatoria correspondiente, ya que esta ley otorgaría al Estado mexicano el mandato para evaluar a los maestros, establece las reglas para calificar su nivel de preparación y elimina las prácticas nocivas e inaceptables que existen, como el otorgamiento de plazas por herencia o compromisos sindicales y no con base en las capacidades profesionales.

Sin la aprobación de esta ley, que establece el servicio profesional docente, se incumple con el mandato constitucional derivado de la reforma educativa, la cual queda incompleta y sería insuficiente para alcanzar los objetivos de elevar la calidad de la enseñanza para millones de niños y jóvenes en el país.

Está en manos de nuestros legisladores el poder concretar esta importante reforma y dar viabilidad a uno de los más grandes desafíos que tenemos. Es tiempo de dejar de lado los intereses individuales o de grupo y estar a la altura de comprometernos por el futuro de todos los mexicanos.

>Descargar