CONCAMIN Y CONAGUA SEGUIRÁN IMPULSANDO USO EFICIENTE DE AGUA

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se comprometieron a seguir con el diálogo y trabajo compartido para garantizar un uso eficiente del agua y el desarrollo de la infraestructura necesaria en todas las regiones del país.

 

Notimex

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se comprometieron a seguir con el diálogo y trabajo compartido para garantizar un uso eficiente del agua y el desarrollo de la infraestructura necesaria en todas las regiones del país.

El presidente de la Concamin, Manuel Herrera Vega, expuso que el sector industrial mexicano cuenta con propuestas y necesidades que deben ser consideradas en la modernización del marco legal federal en materia de aguas.

Dijo que la industria es el sector usuario con mayor responsabilidad asumida en el pago de los derechos por el uso, explotación o aprovechamiento de este recurso, y tiene la capacidad suficiente para contribuir a la modernización de su infraestructura.

En la sesión mensual de Mesa Directiva de Cocamin, donde estuvo como invitado especial el director general de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, sostuvo que la industria hace uso de 4.0% del agua de todo el país, y al mismo tiempo es uno de los sectores con mayores regulaciones en la materia.

“Por ello estamos convencidos que debemos participar en la revisión a fondo de éstas, a fin de encontrar de la mano de las autoridades las mejores fórmulas que nos permitan contar con un sistema de aguas nacionales que responda a un proyecto de país para los próximos 15 o 20 años”, destaca el líder de los industriales del país.

Expresó que las redes de agua potable y la infraestructura actual requieren ser modernizadas para garantizar un buen funcionamiento, por lo cual es necesario crear mecanismos para que el sector privado contribuya a prevenir posibles efectos negativos por desastres naturales, a través de las asociaciones público-privadas y otros instrumentos.

El director general de la Conagua indica que las características hidrológicas particulares de México ocasionan incertidumbre ante el comportamiento de las precipitaciones pluviales, caracterizadas por los impactos del fenómeno “El Niño”.

Por ello, dijo, se moderniza el Servicio Meteorológico Nacional, a fin de emitir información más precisa y oportuna, con el objetivo de contribuir a mejorar las estrategias de prevención y mitigación de riesgos hidrometeorológicos.

A través de un comunicado de la Concamin, Ramírez de la Parra refiere que para contribuir al crecimiento económico del país, durante la construcción de infraestructura hidráulica, se dará prioridad a las empresas nacionales.

Además, señala que la política hídrica establecida por el Ejecutivo ha permitido la modernización y tecnificación de más de 435 mil hectáreas productivas y la incorporación de 81 mil hectáreas, al riego y al temporal tecnificado, para hacer un uso más eficiente del agua en el campo.

Indica que en materia de agua potable y drenaje se incorporaron casi tres millones de usuarios a cada uno de esos servicios, lo que impactó positivamente en su calidad de vida, y en materia de saneamiento se logró que actualmente se traten más de 111 mil litros de aguas negras por segundo.

Expuso que una de las prioridades actuales de la Conagua es mejorar la administración de los recursos hídricos, por lo que se implementarán medidas fundamentales como la publicación de guías operativas especializadas y la puesta en operación del Centro Mexicano de Capacitación de Agua y Saneamiento.

Asimismo, dijo, la ampliación del programa Agua sin adeudos, una estrategia para fomentar el uso más eficiente del agua en el campo, ajustes a las reglas de operación de los programas federales y el uso más eficiente de los almacenamientos en las presas.

Para el presidente de la Comisión de Agua y Coordinador de Ecosistemas de Servicios de la Concamin, Eduardo J. Viesca de la Garza, existen diversas inquietudes del sector industrial mexicano en torno a contar con una política pública en materia de aguas.

Además, con un nuevo sistema financiero que propicie un uso eficiente, incentivándolo y sancionando el desperdicio ostensible, así como una revisión a las vedas, zonas reglamentarias, acuíferos y construcción de plantas de tratamiento, así como el diseño de una nueva norma oficial mexicana en materia de disponibilidad de agua.

De igual manera, el representante industrial propuso el diseño de un programa de apoyo a los usuarios agrícolas y con ello detonar el uso eficiente y sustentable en el campo mexicano.

Otras de las preocupaciones expuestas de la industria, Viesca de la Garza sugirió el establecimiento de una mesa de trabajo para presentar estos temas a las autoridades y encontrar juntos soluciones viables y ágiles.

 

 

 

 

 

Fuente: El Economista en línea, Empresas, 14-09-2015

free pokies