CEOs de Estados Unidos y México acuerdan principios para el fortalecimiento de la relación bilateral

Ciudad de México, a 11 de octubre de 2017.- Líderes empresariales de México y Estados Unidos se reunieron hoy en la Ciudad de México para la novena reunión del US Mexico CEO Dialogue. La discusión de los líderes empresariales se centró en gran medida en las negociaciones en curso para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el grupo acordó cuatro principios para guiar el futuro de la relación Estados Unidos-México: no impactar el ambiente de negocios de forma negativa, mantener la certidumbre jurídica y el Estado de Derecho, operar bajo reglas de mercado e incrementar la competitividad regional y de cada país.

La reunión -que reúne a empresarios de ambos lados de la frontera para discutir temas económicos y comerciales que impactan la relación bilateral- fue presidida por Juan Pablo Castañón, Presidente del CCE; Guillermo Vogel, Director y Vicepresidente del Consejo de Administración de Tenaris; Thomas J. Donohue, Presidente y Director Ejecutivo de la US Chamber of Commerce; y Michael L. Ducker, Presidente y Director General de FedEx Freight.

Juan Pablo Castañón Castañón, señaló que “los principios que deben guiar el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte son: 1) no impactar el ambiente de negocios de forma negativa; 2) incrementar la competitividad a nivel nacional y regional; 3) fortalecer el estado de derecho y la certidumbre para las inversiones; y 4) consolidar la integración comercial con apego a las reglas de mercado”.

“Compartimos la visión del libre comercio como un instrumento para generar prosperidad a través de la inversión, la creación de empleos de calidad y el crecimiento económico de nuestros dos países. Celebramos que, independientemente de las coyunturas políticas, la comunidad empresarial de Estados Unidos y México mantenemos una agenda de prioridades y coincidencias para incrementar nuestra competitividad”, expresó.

“La relación entre México y Estados Unidos va mucho más allá del comercio. Los sectores privados de ambos países coinciden plenamente en que si no actuamos como región, México y Estados Unidos se encontrarán en una posición mucho más débil para enfrentar la competencia de Asia y otras regiones del mundo. La integración es esencial para la inversión, el crecimiento y la generación de empleo, así como para la robusta agenda de asuntos bilaterales, entre ellos la migración y la seguridad”, dijo Vogel.

Donohue, por su parte, afirmó: “A pesar de los importantes desafíos que en los que nos encontramos, hoy más que nunca es importante que las comunidades empresariales de Estados Unidos y México trabajen de manera conjunta para continuar avanzando en nuestra agenda bilateral hacia una relación más fuerte y vibrante”, dijo Donohue. “En conclusión, no podemos permitir que el debate sobre NAFTA ponga en riesgo la relación comercial de Estados Unidos con México; ni podemos dejar que opaque otras áreas de oportunidad”.

Por su parte, Michael Ducker mencionó que “hace cinco años, lanzamos este espacio de diálogo con el objetivo de preparar nuestra relación económica hacia el siglo XXI. Hoy estamos preparados para enfrentar juntos los desafíos y las oportunidades que se nos presentan para asegurar la continuidad de nuestra colaboración en los próximos años”.

El sector privado mexicano señaló que tienen los incentivos y las condiciones para salir adelante y enriquecer la relación bilateral, y que es necesario aprovechar las oportunidades y construir un escenario ganar – ganar para preservar lo que ha funcionado hasta ahora. “Juntos tenemos un gran potencial y confiamos en que desde este foro podremos seguir construyendo y consolidándonos como una región integrada, competitiva y talentosa”, expresaron los empresarios.

Sobre el U.S.-Mexico CEO Dialogue

El US Mexico CEO Dilogue fue creado en 2013 por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México para fortalecer los lazos económicos y comerciales entre los dos países. El grupo convoca a empresas estadounidenses y mexicanas que están comprometiendo recursos e invirtiendo en ambos mercados para abogar por la relación y el comercio bilateral.