CCE reconoce veto presidencial al artículo 32

pdf64

Ciudad de México, 23 de junio de 2016.- El Consejo Coordinador Empresarial expresa su reconocimiento a la Presidencia de la República por la decisión de devolver al Congreso con observaciones parciales, la Ley General de Responsabilidades Administrativas

En el marco de la división de poderes, valoramos la sensibilidad del Jefe del Ejecutivo al escuchar la solicitud de diversas expresiones de la sociedad, entre ella los empresarios, a fin de que se revise la viabilidad y pertinencia del artículo 32 y se puedan hacer las correcciones necesarias para que el Sistema Nacional Anticorrupción en su conjunto sea operativo y eficaz.

En relación con la publicidad de las declaraciones de los servidores públicos a la que refiere el artículo 29, confiamos en que el Comité Coordinador que se integrará por ciudadanos, defina el esquema más eficaz para transparentar la información y asegurar la rendición de cuentas, siempre dentro del marco constitucional.

Respetamos el proceso que habrá de reiniciar en el poder legislativo, y estaremos en diálogo con todos los grupos parlamentarios, para comunicarles nuestros argumentos. Confiamos en que se podrá transitar un proceso ágil y con consensos para hacer las correcciones necesarias y que podamos contar a la brevedad con un Sistema Nacional Anticorrupción plenamente funcional.

Reconocemos el gran avance que implica la aprobación de las primeras siete leyes del Sistema Nacional Anticorrupción, que permitirá construir un país más justo y libre de impunidad.

Los empresarios tenemos claro que debemos ser parte de la solución al problema de la corrupción. Afirmamos que cualquier acto de corrupción por parte de un privado debe ser sancionado con todo el peso de la ley. En este sentido, coincidimos plenamente con quienes reclaman que la corrupción sea castigada con igual severidad tanto en el sector público como en el privado.

Los empresarios, además, reiteramos nuestra disposición a seguir trabajando en el fomento de la ética e integridad, y a aplicar medidas de capacitación y certificación en nuestras empresas para fomentar las mejores prácticas internacionales en la materia.