CCE exhorta a iniciar ciclo escolar con normalidad

pdf64

Ciudad de México, 21 de agosto de 2016.- El Consejo Coordinador Empresarial hace un exhorto a todos los maestros del país a honrar su vocación magisterial y comenzar el ciclo escolar con normalidad este próximo lunes, respetando el derecho fundamental de los niños y jóvenes a una educación de calidad, que les permita abrir oportunidades para su futuro.
Es urgente recuperar la paz y la normalidad en nuestro país, especialmente en los estados donde la vida de los ciudadanos se ha visto trastocada profundamente, a raíz de demandas e intereses de un grupo minoritario.
Particularmente, hacemos un llamado a la responsabilidad y conciencia de los maestros y líderes de la CNTE en Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero, para privilegiar el bien superior de la educación, abrir las escuelas y deponer las acciones violentas que están afectando a las economías regionales, a la convivencia entre los mexicanos y, particularmente, a los niños y jóvenes a los que se deben. Si su interés está en el futuro de México y de la educación, deben demostrarlo: no hay justificación alguna para entorpecer el inicio de clases
El proceso de diálogo que se ha llevado a cabo en los últimos meses ha permitido avances laborales dentro del marco de la ley, y ha brindado a los maestros seguridad y caminos claros para continuar preparándose y capacitándose. Hoy es momento de poner de su parte -así como todos los sectores de la sociedad lo estamos haciendo- y demostrar que su compromiso es con sus alumnos.
A los padres de familia, los invitamos a involucrarse activamente en la educación de sus hijos y manifestar con contundencia su apoyo al derecho a la educación, acompañando a los niños a la escuela en este inicio del ciclo. Desde los organismos empresariales, estamos promoviendo que los centros de trabajo otorguen facilidades y permisos a sus colaboradores para este fin.
Con el respaldo de los padres, esperamos que este lunes los salones de clase estén colmados de niños dispuestos a aprender de la mano de sus maestros.
Confiamos también en que las autoridades de los tres órdenes de gobierno harán su parte para resguardar el derecho de los niños y jóvenes a la educación.
Reiteramos nuestro respaldo y apoyo a la reforma educativa y a su implementación en todo el país, con las adecuaciones y ajustes regionales que sean necesarios, pero sin hacer concesiones que vulneren el espíritu fundamental que nos permitirá alcanzar una educación de mayor calidad para todos los niños y jóvenes.
No podemos dar marcha atrás en la construcción del México del futuro.