CCE CONFÍA EN CRECIMIENTO DEL 3% PARA MÉXICO

México está preparado para la volatilidad internacional, como los acontecimientos de Grecia, y la segunda mitad del año luce más favorable para la economía respecto a las tendencias más recientes, lo que llevaría a alcanzar el crecimiento económico de 3% para el 2015, afirmó el presidente del CCE.

 

Lilia González

México está preparado para la volatilidad internacional, como los acontecimientos de Grecia, y la segunda mitad del año luce más favorable para la economía respecto a las tendencias más recientes, lo que llevaría a alcanzar el crecimiento económico de 3% para el 2015, afirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani.

No obstante, recomendó al gobierno federal y el Congreso a diseñar un presupuesto base cero en el que el gasto público cumpla con eficiencia y transparencia, a fin de que contribuya con mayor contundencia para que la economía nacional despegue de verdad.

“El proceso de rediseño presupuestal base cero es una oportunidad inmejorable… Este esfuerzo debe ser a fondo, no superficial; tratado como prioridad nacional de corto, mediano y largo plazos”, destacó en su mensaje semanal CCE.

El escenario se complica sobre todo por los cambios que se esperan en la política monetaria de Estados Unidos, que apuntan a un alza en las tasas de interés. Esto puede demorarse, pero se da por descontado que ocurrirá, alertó.

Para México, lo que procede es mantener la prudencia, para blindar las condiciones de estabilidad macroeconómica, máxime con finanzas públicas presionadas por un mayor déficit y con ingresos petroleros a la baja y sin que se perfile un repunte en el corto plazo, consideró el líder empresarial.

“No podemos confiarnos sólo en mantener la estabilidad y el dinamismo del sector externo, donde hay industrias como la automotriz que crecen cinco veces lo que el país. Este componente también enfrenta sus propios factores de incertidumbre, al no estar asegurada una fase prolongada de crecimiento importante en Estados Unidos, y más aún, de la economía mundial”, sentenció Gutiérrez.

Asimismo, indicó que el proceso de rediseño presupuestal base cero es una oportunidad inmejorable para que el gasto público cumpla con eficiencia y transparencia sus objetivos y contribuya con mayor contundencia para que la economía nacional despegue de verdad.

Planteó que para lograr una reactivación más sustantiva del mercado interno, es necesario crear más empleos y generar un mayor poder adquisitivo de la población, mediante la inversión y la productividad.

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Economista en línea, Empresas, 07-07-2015

free pokies