Avanza la recuperación económica de México

De acuerdo con el INEGI, la economía mexicana sigue mostrando signos positivos

Felipe Gazcón

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de septiembre.- La proyección de crecimiento de 3.7 por ciento para 2015, estimada por el paquete económico del gobierno para el próximo año es perfectamente factible, ya que incluso la mayor parte de grupos financieros y economistas en el país estiman un crecimiento superior a la estimación oficial.

James Salazar, analista económico de CI Banco explicó a Excélsior, que su grupo financiero proyecta un crecimiento de 4.2 por ciento, impulsado, en parte, por fuertes flujos de inversión foránea.

El consenso de 35 grupos financieros encuestados por el Banco de México estimó en agosto que el crecimiento económico del país será de 3.85 por ciento el próximo año.

Explicó que el reciente anuncio del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, junto con otras reformas, han sido bien vistos por los inversionistas, por lo que se observará un impulso renovado en la inversión, que se reflejará con un máximo histórico en la bolsa para el cierre de año de 47 mil puntos, y el ingreso de IED de entre 30 y 35 mil millones de dólares el año próximo.

Detalló que en particular la semana pasada la bolsa estuvo muy influenciada por las cuestiones locales, por ejemplo, por el anuncio por parte del presidente Peña Nieto de la construcción del nuevo aeropuerto, lo que fue bien visto, no sólo por las empresas relacionadas con el sector de servicios aeroportuarios, sino también por todo la competitividad que se puede generar en la economía, al tener más eficientes medios de transporte. Esto se traduce en menores costos de operación y mayor competitividad.

Precios, al alza

James dijo que su grupo financiero estima que la inflación cerrará este año en 3.9 por ciento y en 2015 en 3.75 por ciento.

“Lo que es seguro es que durante la segunda mitad del año habrá más crecimiento, debido a que las condiciones más favorables están dadas; lo último que tuvimos fue lo de la reforma estructural y tarde o temprano esta recuperación puede empezar a influir en precios”, explicó.

“El punto es que para el próximo año, que es cuando ya se empiece a consolidar esta recuperación y cuando podríamos registrar tasas de crecimiento por encima de cuatro por ciento, va a tener la ventaja la tasa de inflación que la comparación en los primeros meses del año, sobre todo en enero, se va a hacer contra una base muy alta, por los aumentos de impuestos de la Reforma Fiscal. Eso ya no lo tendremos a inicios del próximo año y eso ayudará a que a inicios de 2015 veamos menor presión inflacionaria”, abundó.

Fuente: Excélsior en línea, Dinero, 08-09-2014

free pokies