AUTORIDADES DE ECONOMÍA Y SALUD IMPONEN ETIQUETADO QUE NO RESUELVE EL PROBLEMA DE SALUD DE LOS MEXICANOS

  • A pesar de la participación histórica en la consulta pública los responsables del proceso de normalización ignoraron las opiniones vertidas.
  • Los comités de normalización no analizaron con rigor la evidencia técnica-científica, el costo-beneficio de la medida, el impacto de libre competencia y el respeto a los tratados internacionales, ni los derechos de los consumidores a acceder a información veraz y clara sobre los alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas.


Ciudad de México, 24 de enero de 2020.- Autoridades de las Secretarías de Economía y Salud impusieron hoy un etiquetado que no resolverá el problema de salud que sufre México sino, por el contrario, resultará en menor información disponible para los consumidores. Las autoridades que encabezaron el proceso de análisis de la Norma Oficial Mexicana 051 sobre etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas, desestimaron la opinión y evidencia científica presentada por cientos de organizaciones y el sector privado que participaron en la consulta pública.
El sector privado mexicano está comprometido con la máxima transparencia del contenido nutrimental de los alimentos y bebidas no alcohólicas que produce y comercializa, sin embargo, considera que el proyecto que ha sido votado hoy por el comité de normalización no atiende el problema de salud de manera integral, e impide que los mexicanos tomen decisiones informadas para comparar entre productos e integrar dietas correctas.
El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), los organismos que lo integran y otras representaciones empresariales, reiteran que los mexicanos merecemos un etiquetado frontal que cumpla con los siguientes principios para que:
• ADVIERTA clara y verazmente de las calorías, grasas saturadas, azúcares y sodio;
• INFORME con datos precisos sobre sus contenidos específicos, sólo así el consumidor podrá comparar entre productos;
• INCENTIVE la reformulación y la reducción del tamaño de las porciones;
• Esté basado en EVIDENCIA CIENTÍFICA; y,
• Sea CONGRUENTE con el marco jurídico nacional e internacional.
A pesar de que la consulta pública sobre este tema es la que mayor participación
ha registrado en la historia de nuestro país, las autoridades responsables del
proceso de normalización no tomaron en cuenta la información técnica propuesta
por los productores del campo, pequeños y medianos empresarios, asociaciones de
pacientes, nutriólogos y profesionales de la salud, la Comisión Federal de
Competencia Económica, los gobiernos y productores de socios comerciales
internacionales, además de especialistas en propiedad intelectual, entre otros.
Estas mismas preocupaciones han sido compartidas por Estados Unidos, Suiza y
la Unión Europea ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Tampoco se tomaron en cuenta los efectos que tendrá para el mercado interno esta
medida que afectará la mayoría de los productos que se ofrecen en las tiendas
Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX) y que satisfacen las necesidades
alimentarias básicas de las poblaciones más vulnerables del país, incluidas las de
más difícil acceso.
Por lo anterior, y debido a que no fueron consideradas las recomendaciones
basadas en evidencia técnica-científica, los sectores productivos participantes en el
Comité de Normalización, tomamos la determinación de votar en contra del proyecto
de la NOM051.
El sector empresarial mexicano reafirma su compromiso de contribuir a desarrollar
el mejor etiquetado para los mexicanos, y continuar con los esfuerzos por reformular
sus productos, reducir las porciones, promover la actividad física y estilos de vida
saludables.