AMIS refrenda compromiso por afectaciones por Odile

Las ventas al menudeo de México subieron un 0.4 por ciento en julio contra el mes previo.

Reuters

Tras el paso del huracán Odile en Baja California Sur, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), reiteró su compromiso con los asegurados para la atención expedita de las solicitudes de indemnización provocadas por este desastre natural.

Destaca que representantes de las 103 compañías de seguros ya se encuentran en Los Cabos para atender a los asegurados, con el propósito de darles una respuesta eficaz y oportuna.

Menciona que a través de la página de AMIS, se pondrán a disposición los números telefónicos 01800 de todas las compañías involucradas para que los usuarios tengan un rápido acceso.

Recomendó a los asegurados que sufrieron algún daño por el huracán Odile a contactarse con su compañía de seguros para el seguimiento puntual de su caso.

«En afectaciones de casa habitación es recomendable llamar a su aseguradora y solicitar la presencia de su ajustador. Se recomienda tener una relación de daños y costos estimados. En cuanto a los daños a los automóviles, es importante solicitar a su aseguradora que envíe un ajustador y presentar documentos de propiedad del automóvil, cuando esto sea posible».

Recientemente la AMIS anunció que se enviaría a alrededor de 500 ajustadores para evaluar los daños ocasionados por Odile.

Es importante mencionar a quienes tienen contratado un seguro, que no necesariamente deben presentar la póliza para solicitar la indemnización de sus daños. La AMIS instalará un módulo de atención en la ciudad de Los Cabos, ubicado en las oficinas de Fonatur, con el objetivo de apoyar y brindar servicio a todos los usuarios de seguros que hayan sido afectados.

«Afortunadamente, Baja California Sur cuenta con un alto nivel de cobertura de seguros en el sector turístico, por lo que el seguro será un mecanismo muy importante para la reactivación de esta zona. Los eventos de esta naturaleza demuestran que el seguro es la mejor herramienta financiera para proteger a las empresas, a las familias y a las personas ante una catástrofe».

 

Fuente: El Economista en línea, Principal, 23-09-2014

free pokies